El Bentley eléctrico será una realidad en 2025

0
301
bentley

El primer coche eléctrico de Bentley será una realidad en 2025 y tendrá un diseño inspirado en el nuevo modelo que Mulliner prepara para el año 2023, según ha adelantado la revista británica Autocar. La marca ya ha dicho que no será un SUV y que quiere ser completamente eléctrica en el año 2030.

El proceso de electrificación de Bentley ya ha comenzado, aunque no será hasta dentro de unos años cuando la firma británica venda sólo modelos de baterías. Será en 2030, que es justo cuando Adrian Hallmark, su presidente, pronostica que la demanda de coches eléctricos crecerá de forma exponencial. No obstante, se prevé que todos los modelos de este fabricante tengan una versión híbrida a la ventaen el año 2023 como muy tarde. Es más, entre 2026 y 2030 tan sólo se van a vender unidades electrificadas, ya sean híbridas o 100% eléctricas.

Algo más se va a demorar el primer vehículo totalmente eléctrico de la firma británica. Desde Bentley aseguran que no va a llegar antes de 2025. Y no porque no estén en disposición de fabricar uno, sino porque esperan que en un período de cinco años la tecnología de las baterías se haya desarrollado lo suficiente como para ofrecer unas prestaciones superlativas sin perjudicar la autonomía. «Vamos a lanzar nuestro primer eléctrico de baterías a mediados de esta década porque preveemos que en cinco años las baterías tendrán más densidad energética o directamente se habrán introducido baterías en estado sólido. Esto nos permitirá aumentar un 30% el rendimiento», ha declarado Adrian Hallmark. Se prevé que por aquel entonces las baterías de 110 o 120 kilovatios hora sean lo habitual, de tal forma que un vehículo del rendimiento que ha de tener un Bentley pueda presumir además de una autonomía de unos 400 o 500 kilómetros. El primer Bentley eléctrico partirá de una nueva plataforma que desarrolla Project Artemis, una iniciativa dirigida por Audi.

Respecto al diseño, Bentley quiere hacer de su primer eléctrico un coche «valiente». Así lo ha afirmado Stefan Sielaff, el jefe de diseño de la marca. «Si vemos el Taycan, aún es un Porsche. Si observamos cualquier Tesla, no presentan diseños muy extremos. De BMW, por ejemplo, yo admiro el i3, pero los clientes dicen que es feo. Nosotros tenemos que tener una perspectiva más amplia y hacer un coche valiente. Cuando nuestro primer eléctrico llegue al mercado tenemos que acertar».

Esa valentía se va a traducir en un vehículo sobreelevado, que no un SUV. Según Bentley, es necesario ganar espacio para la inclusión de las baterías, pero no se quiere ofrecer un todocamino al uso que perjudique claramente el rendimiento aerodinámico del conjunto. Se puede esperar, por tanto, una solución similar a la del Jaguar I-Pace, más elevado que una berlina pero no tanto como un SUV convencional.

De momento, la aventura eléctrica de la firma de lujo de las islas se limita al Bentley EXP 100 GT Concept, un prototipo que nació con el objetivo de celebrar su centenario y como muestra de las posibilidades que aporta el futuro. Respecto al resto de la electrificación de la gama británica, hay que recordar que ya que en el Salón de Ginebra de 2018 se descubrió el Bentayga Hybrid, un modelo que sufrió algún retraso debido a problemas con las homologaciones derivadas de la entrada en vigor del protocolo WLTP.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here