Dentro de poco, la mayoría de autos eléctricos tendrán como mínimo 500 kilómetros de autonomía

0
211
electric

El profesor Maximilian Fichtner, experto en baterías encargado de dirigir el departamento de sistemas de almacenamiento de energía en el Instituto de Tecnología de Karlsruhe (KIT), ha concedido recientemente una interesante entrevista en la que ha hablado entre otras cosas de los beneficios de la movilidad eléctrica y la enorme evolución que sufrirá la industria en los próximos años.

De acuerdo con Fichtner, los principales avances en el campo de las baterías se concentrarán en la densidad energética, que se incrementará notablemente gracias tanto a la llegada de nuevos materiales (por ejemplo, los ánodos de grafito y silicio tienen una densidad energética 10 veces superior a los ánodos de grafito puro) como a las mejoras estructurales de los packs.

Actualmente, las baterías solo contienen entre un 25 y un 30% de material de almacenamiento, mientras que el resto son carcasas, aditivos, etc. El experto afirma que en los próximos años la proporción de material de almacenamiento real podría casi duplicarse, lo que permitirá reducir los costes de producción y aumentar la capacidad de las celdas.

Fichtner cree que la tecnología del electrolito sólido es el «santo grial» de la industria de las baterías, si bien todavía hay cuestiones como los costes que deben solventarse. Las baterías de iones de litio actuales sin embargo ya se encuentran en una curva descendente (de hecho, las químicas LFP han roto la barrera de los 100 dólares/kWh, que muchos consideran la cifra en la que se igualarán los costes entre los modelos térmicos y los eléctricos).

Además, el profesor afirma que, dada la rápida evolución de la industria del coche eléctrico, dentro de poco las autonomías superiores a los 500 km «se darán por sentadas». Sin embargo, hace hincapié en que la infraestructura de carga también tendrá que evolucionar en paralelo a las baterías para permitir que este tipo de vehículos se popularicen.

«Necesitamos estaciones de carga rápida de alto rendimiento en todos los ámbitos. Tenemos que permitir que los habitantes de la ciudad sin su propio wallbox puedan cargar cómodamente un coche eléctrico. Y tenemos que estandarizar el precio cuando se carga. En el sector de los automóviles de pasajeros, el automóvil eléctrico tiene la mejor huella de carbono; por lo tanto, debemos asegurarnos de que prevalezca la movilidad eléctrica».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here