¿Cuánto valdrían hoy las acciones que Mercedes compró de Tesla, y que la salvaron de la bancarrota?

0
104
tesla

En la actualidad la capitalización bursátil de Tesla se ha disparado de forma desaforada en una tendencia que no parece tener final. Se ha convertido en el primer fabricante a nivel mundial en este aspecto superando a marcas que fabrican ingentes cantidades más de coches que los norteamericanos, como Volkswagen o Toyota, y que ha llevado su valor en el mercado hasta los 278.000 millones de dólares. Una porción que podría ser de Mercedes-Benz de no haberlo vendido en su momento.

Y es que en 2008 las cosas no iban tan bien en Tesla. Con sólo un producto en su cartera, el Roadster, y en pleno desarrollo de su primer modelo comercial en masa, el dinero no entraba y la situación era crítica. Tanto que el propio Elon Musk llegó a tener que poner todo lo que tenía en el banco para salvar la situación y donde la entrada en el accionariado de Mercedes les permitió salvar ese mach ball.

Era la primera semana de noviembre de 2008 cuando Elon Musk y su equipo buscaban a la desesperada liquidez para continuar con su expansión. Entonces ante la falta de medios, el propio Musk viajó a Stuttgart para firmar en la sede de Daimler un acuerdo por el que Daimler compraba el 9% de Tesla, lo que permitió al fabricante norteamericano cumplir con los requisitos para la oferta pública de acciones, y con ella lograr la actual solidez económica.

Una inversión que no era demasiado grande, 50 millones de dólares, pero que permitió a Tesla acceder al crédito del departamento de energía de los Estados Unidos de 465 millones que le abrieron las puertas para poner en marcha la fábrica de Fremont, mientras que Mercedes aprovechó la tecnología de Tesla para desarrollar el Clase B ED y el primer Smart eléctrico

La cuestión es que con este pequeño gesto el gigante alemán se hacía con 5 millones de acciones con un valor por entonces de 19 dólares cada una. ¿Cuánto valdrían esas acciones hoy en día?.

Al cierre del mercado del viernes los títulos de Tesla estaban en los 1.500 dólares justos, muy cerca de su máximo histórico logrado este pasado miércoles con 1.546 dólares. Algo que multiplicado por los cinco millones de acciones de Mercedes supondría hoy en día contar con un colchón de nada menos que 7.500 millones de dólares.

Esto supondría dos tercios de la posición actual de efectivo industrial neto del grupo Daimler, y que sin duda habrían sido un importante respaldo en un año donde la crisis del coronavirus y la situación internacional han reducido a la mitad las ventas y derrumbado los ingresos. Algo que ha obligado a la marca a poner en marcha un plan de ajuste que contempla una reducción de hasta 15.000 empleados.

Un dinero que también podrían ayudar a paliar el impacto en 2021 de la puesta en marcha de las multas por emisiones contaminantes que según los expertos puede suponer para Daimler afrontar multas por valor de 900 millones de euros el próximo año.

Unas acciones de Tesla que Mercedes vendió al poco tiempo, principalmente por presiones políticas, y que hoy en día habrían convertido al fabricante alemán en uno de los afortunados accionistas de una Tesla que no parece ver el techo de su crecimiento en el mercado de valores. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here