Yamaha Ténéré 700 World Raid, doble depósito para 500 km de aventura

0
1166
yamaha

La marca de los diapasones quiere seguir dominando el desierto y la aventura, y para ello ha creado la nueva Yamaha Ténéré 700 World Raid.

Tras el éxito de ventas de las Ténéré 700 y Ténéré 700 Rally Edition tocaba el turno de lanzar algo aún más extremo, para aventureros empedernidos e incansables.

Basada en la Ténéré 700 Rally Edition la marca de Iwata lanza una trail off road pensada para atravesar el desierto sin paradas.

Y es que la principal novedad es el añadido de dos depósitos de gasolina independientes de 23 litros en total, situados en los laterales de la delantera de la moto, salvando las distancias, como en la KTM 890 Adventure, por ejemplo.

Pero el mayor peso no ofrece problemas de manejabilidad, porque al tener los depósitos y la bomba de combustible a menor altura, el centro de gravedad se sitúa casi en el mismo lugar que en la Ténéré 700, con depósito de 16 litros.

La Yamaha Tenere 700 World Raid tiene 500 km de autonomía

Otra nota positiva es que la fluctuación longitudinal del combustible prácticamente ha desaparecido, ya que los dos depósitos son altos pero estrechos y cortos.

Y hay más porque la parte superior de estos depósitos está situada a menor altura que el depósito convencional de la Ténéré 700, lo que unido al asiento plano permite una movilidad total para el piloto sobre la moto.

Más detalles interesantes son que el asiento está partido en dos, con la parte trasera desmontable para instalar accesorios, como maletas, un transportín o cualquier otra cosa.

Además, el asiento está confeccionado con dos tipos de piel diferentes, con una zona de más agarre en el centro y otra más deslizante, para permitir los movimientos del piloto.

Y la ergonomía, cómo no, también se ha cuidado al máximo, para que el piloto pueda pilotar cómodamente tanto sentado como de pie, en la práctica del off road.

Otra novedad es la instrumentación: equipa una pantalla TFT a color de 5” con conectividad por Bluetooth con el móvil y la app MyRide de Yamaha, que te permite visualizar en la moto todas las funciones de tu smartphone.

Incorpora suspensiones KYB de mayor recorrido y nueva factura

Otro gran detalle es el nuevo ABS con 3 modos de funcionamiento: con la moto parada se seleccionan en un menú específico con un pulsador en el manillar derecho.

En el modo 1 el ABS trabaja normal en ambas ruedas, en el modo 2 se activa en la rueda delantera y se desactiva en la trasera -la novedad, para pistas con gravilla- y en el modo 3 se desactiva el ABS en ambas ruedas -para pilotos con experiencia-.

En la parte ciclo se mantiene el chasis tubular de acero, las llantas de radios de 21 y 18”, así como el par de discos de freno delanteros lobulados con pinzas de dos pistones y el disco trasero.

Pero en las suspensiones se añade una nueva horquilla invertida KYB de 43 mm, totalmente ajustable y de alto rendimiento, con un recorrido de 230 mm -20 más que la Ténéré 700.

Esta horquilla tiene componentes internos aligerados y un revestimiento interior antifricción denominado Kashima que, además de mejorar su funcionamiento, alarga la vida útil de la horquilla.

Entre los dos depósitos y pegado a la pletina superior se halla un amortiguador de dirección Öhlins, ajustable en 18 posiciones.

Y en el eje trasero no podía ser menos, ya que se instala un monoamortiguador multiajustable con depósito separado de aluminio -mejor disipación del calor- y que ofrece un recorrido de 220 mm.

La pantalla TFT a color tiene conectividad Bluetooth

Y para rematar, respecto a la Ténéré 700 incluye un parabrisas alto, deflectores laterales, intermitentes LED, un nuevo semicarenado, estriberas de mayor tamaño con insertos de goma extraíbles, protector del motor de aluminio de tres piezas, se incluye un nuevo soporte de motor de fundición de aluminio y una nueva rejilla del radiador.

El motor bicilíndrico twin en paralelo CP2 -4T, LC, 8V, DOHC, IE, 689 c.c., 73 CV, cigüeñal calado a 270º- no recibe cambios al igual que el resto de componentes, que no varían respecto a una Ténéré 700 estándar, y su peso en orden de marcha es de 220 kg.

Y al igual que el resto de sus hermanas, no incorpora electrónica en forma de IMU, control de tracción o modos de potencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí