VMoto Stash, una moto eléctrica equivalente a 125

0
17
moto

Tal y como adelantó días atrás la propia marca, con motivo del EICMA que se celebra en Milán estos días acaba de ser presentada la Vmoto Stash, la primera motocicleta eléctrica de la nueva firma de corte prémium de Vmoto Soco Group.

Por los números que luce su esquema técnico y prestaciones, se trata de un modelo que en España y demás países del marco legal europeo será considerada como una equivalente a 125. Un hecho que ha tomado por sorpresa a cierta parte del público pues se esperaba que Vmoto orientara la Stash a competir con marcas como Zero Motorcycles o Energica. Otra marca que también ha sorprendido en el EICMA ha sido NIU con la RQi Sport, un modelo que sin duda competirá de tú a tú con el la Stash.

No sólo ha sorprendido la marca por las características técnicas de la Stash, sino que también porque han decidido articularla en torno a un concepto deportivo sin querer dejar de lado la practicidad. Prueba de ello es que su postura de conducción está pensada para que sea ergonómica y cómoda en ámbito urbano, además de que goza de hueco para un casco integral bajo el falso tanque.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

En base a su imagen, atributos prácticos y pretensiones deportivas, pues, se puede decir que la nueva VMoto Stash es una commuter deportiva. Así que por concepto y a falta de saber su precio, podría ser una rival directa de la Zero FXE en clave asequible.

A pesar de que estará orientada claramente a un desempeño en las urbes, la nueva Stash se desmarca de las proporciones y medidas de los modelos de Super Soco, que de ahora en adelante quedará como la firma económica o generalista del grupo. La Stash tiene unas medidas de 2.020 milímetros de largo, 780 de ancho y 1.125 de alto, mientras que el sillín deja su cota en los 785 milímetros sobre el suelo. 

Confía en llantas de 17 pulgadas envueltos en neumáticos de 100 y 120 milímetros de ancho en el eje delantero y trasero, respectivamente. En lo relativo a su frenada, contará con el sistema de frenos antibloqueo CBS (en lugar de ABS), mientras que la suspensión queda en manos de una horquilla telescópica delantera y un amortiguador hidráulico en la parte trasera. El peso total incluyendo las baterías se sitúa en 110 kilos.

El esquema eléctrico de la VMoto Stash y los datos prestacionales que deja tras de sí la colocan como uno de los modelos más prometedores de cara a 2022, aunque sigue confiando en un motor eléctrico de tipo buje que favorece tanto el espacio dentro de la estructura de la moto como el ahorro de costes, en lugar de un motor eléctrico central y transmisión por correa o cadena como sí equipa la Super Soco TC Max.

El motor eléctrico de la VMoto Stash rendirá una potencia nominal de 6 kW y 110 Nm de par motor, lo que la llevará a una suficiente velocidad máxima de 105 kilómetros por hora para su desempeño en ámbito urbano y entradas puntuales a carretera.

El propulsor se alimentará con baterías cuyas celdas son fabricadas por ATL. La capacidad de ésta se desmarca de todas las motos de corte urbano, pues llega a los 7,2 kWh totales (72 V y 100 Ah), por lo que no es de extrañar que la autonomía con una carga completa pueda llegar a ser de hasta 250 kilómetros, según ha dado a conocer la marca (a una velocidad constante de 45 kilómetros por hora, eso sí).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here