Suzuki V-Strom 1050 XT: Plug & Play

0
403
suzuki

Coincidiendo con la mayoría de edad de su trail más grande, Suzuki presenta la tercera generación de la V-Strom de litro. Si la anterior ya era una moto muy completa, ahora es capaz de pelear también con sus rivales de cilindradas adyacentes, por arriba y por abajo.

Empezaré por el final: esta es una gran moto. Ya tengo tu atención. Es importante que la capte pronto, porque de lo contrario corres el riesgo de pasar por alto una opción que quizá no había entrado en tus cábalas. Puede parecer un truquito de vendedor de alfombras, pero aparte de leer esta prueba y ver el vídeo que la acompaña, probarla es la prueba del 7 definitiva.

Pude asistir a la presentación mundial en Marbella a finales de enero e hice con ella muchos kilómetros; entonces y durante la segunda quincena de febrero. Ya tenía muy buena impresión de la moto, ha sido como reencontrarme con una amiga. De las buenas.

Prueba Suzuki V-Strom 1050 XT: Plug & Play

Suzuki no tenía una papeleta fácil a la hora de suceder a la anterior V-Strom 1000, un modelo muy apreciado por sus usuarios, que en muchas ocasiones encadenan un modelo tras otro. Su relación calidad-precio, desde su ya lejano lanzamiento a principios de siglo, ha sido uno de sus argumentos de venta y Suzuki ha respondido al reto con una moto sobresaliente.

Está claro que lo que a uno le vale, a otro no le sirve. Las apreciaciones son siempre subjetivas y una moto puede ser perfecta para alguien y una castaña pilonga para otra persona. Por eso reconocemos como bueno aquel producto que reúne consenso en torno a sus virtudes. Esta moto lo consigue en el segmento más popular (y por ello difícil), el trail, de la manera más sencilla: siendo fácil.

Plug & Play es el enésimo anglicismo que, literalmente significa “enchufar y jugar”, es decir, “enchufar y listo” de toda la vida. Bien podría haber sido el lema que ha guiado a Suzuki en la génesis de la moto. Sin embargo, ellos han glosado el concepto en “The Master of Adventure”, sobran las traducciones. Y qué mejor imagen para la aventura que la de aquella DR Big. No solo evoca el inicio de las grandes trail allá por los años 80, sino que reivindica su concepto vanguardista de entonces, el pico de pato, un diseño rompedor y audaz que ahora es patrimonio de casi todas las trail de gran cilindrada.

Tercera generación de V-Strom

Hay que decir que el diseño ciclópeo de la anterior Suzuki V-Strom 1000 fue discutido. No es así en esta tercera generación. La nueva estética le sienta como un guante y mejora en vivo. Suzuki necesitaba a la vez una moto más cómoda y deportiva, en aparente oxímoron. Quizá no sea así. Hemos podido comprobar esta temporada en MotoGP que, sin ser las motos más rápidas, las Suzuki han resultado ser las más eficaces a fuerza de ser cómodas de conducir. El mismo concepto está aplicado en la Suzuki V-Strom 1050 XT y te aseguro que funciona. Se ha buscado mejorar la comodidad del piloto permitiendo una posición de conducción más relajada de cara a no aportar tensiones innecesarias al piloto.

La protección aerodinámica es un factor en la ergonomía y cómo no, la electrónica también. La lista de mejoras es muy larga. Se ha actualizado la IMU con una unidad que trabaja en 6 direcciones de tres ejes, que junto a otros sistemas, conforman el Suzuki Intelligent Ride System (S.I.R.S), otro acrónimo para la colección. La versión XT que hemos probado comparte con la versión estándar (Suzuki V-Strom 1050, a secas, ahora de oferta por 11.595€) muchas de los mejoras como el acelerador electrónico ride-by-wire, el sistema de control de tracción de tres niveles (más el desactivado), el sistema de modos de motor, el sistema de asistencia a bajas revoluciones y el sistema de arranque fácil Suzuki. Este último me ha parecido de gran utilidad para desenvolverse en maniobras. Al desembragar levemente no es necesario dar gas, sino que la moto propondrá la cantidad necesaria de gas para mover la moto con total control de la situación. Parece magia y enseguida te acostumbras, hasta el punto de buscar ese punto en otras motos inconscientemente. No me extrañaría que en el futuro fuera un estándar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here