¿Qué es el kit de arrastre de tu moto y cuándo debes cambiarlo?

0
467
kit

Una motocicleta para llevar la potencia desde la salida de la caja de cambios hasta la rueda trasera puede recurrir a tres sistemas distintos: uno de tipo rígido, como es el eje cardán, típico de muchas motocicletas BMW, o dos flexibles, bien sea una correa dentada (más exótico y propio de motos no muy potentes) o el extendidísimo por cadena. Así pues, recibe el nombre de kit de arrastre el conjunto formado por la cadena, el piñón o engranaje situado a la salida de la caja de cambios y la corona montada sobre la rueda trasera (siendo posible realizar la correspondiente analogía en el sistema de correa). Así pues, estos elementos están sujetos a desgaste, necesitando un mantenimiento y sustitución periódicos para evitar cualquier problema, avería o incluso accidente.

Componentes del kit de arrastre

El kit de arrastre, que conforma lo que se conoce como transmisión secundaria de la motocicleta, es el responsable de transmitir la potencia de la salida de la caja de cambios hasta rueda trasera, además de integrar el desarrollo final de transmisión (en este último punto sería análogo a la relación de transmisión del diferencial de un auto, lo que también se llama grupo cónico).

El primer elemento que nos encontramos es el piñón de ataque o engranaje motor, montado en la salida de la caja de cambio, y que normalmente se encuentra oculto tras una tapa protectora. El otro engranaje, llamado corona o sprocket, gira solidario a la rueda trasera y está unido a ella mediante el portacoronas, el cual dispone de unos silentblocs o amortiguadores de caucho para evitar sacudidas a la hora de trasmitir la potencia bruscamente, como por ejemplo al dar un acelerón.

El kit de arrastre, que trasmite el movimiento del motor a la rueda trasera, está formado por el piñón de ataque, la cadena y la corona.

Ambos engranajes se unen mediante una cadena, que salvando las distancias es igual a la que tiene una bicicleta, aunque de aleaciones de mayor calidad y con un menor rozamiento interno, además de ser más robusta. Existen básicamente dos tipos de cadenas, las convencionales y otras con retenes, que poseen una especie de junta tórica o anillo de goma en los extremos de los pasadores, junto a las chapitas de los eslabones, que impiden la entrada de suciedad, asegurando una mejor lubricación y todo lo que ello implica.

Por otro lado, y como decíamos al principio, según el número de dientes elegido en la corona y el piñón es posible modificar la relación de transmisión final, haciendo que la moto acelere más (una relación más corta) o priorizar la velocidad punta (más larga). Para lo primero es necesario es necesario disminuir el número de dientes del piñón y aumentar los de la corona, y para lo segundo al contrario. No obstante, esto alterará la velocidad marcada por el velocímetro, ya que en casi todos los casos esta se obtiene a partir de la lectura de la velocidad angular del secundario de la caja de cambios, por lo que al cambiar la relación de transmisión será necesario “retardarlo”.

Mantenimiento y sustitución del kit de arrastre

Los elementos del kit de arrastre, tanto corona como piñón y engranaje, están sometidos a desgaste, siendo además necesario realizar un mantenimiento periódico del mismo. Así pues, ese desgaste es función principalmente de la forma de conducir, si se abusa del acelerador, se realizan caballitos, se cambia bruscamente o se práctica conducción off-road, o por el contrario, se conduce lo más suavemente posible, siempre por autopista y a una velocidad sostenida.

Este desgaste consiste en una cadena que cada vez se va estirando más, consecuencia directa de la dilatación y deformación plástica de cualquier aleación dada la temperatura que alcanza y los esfuerzos a los es sometida. Asimismo, los dientes de ambos engranajes se van desgastando, erosionando, quedando mermado por la parte de atrás.

El mantenimiento periódico que requieren los componentes del kit de arrastre debe realizarse, dependiendo del uso e intensidad, entre los 1.000 – 2.500 km, consistiendo en una inspección visual de esos elementos, limpieza, engrasado y comprobación de la tensión de la cadena (existen herramientas especiales para comprobarla, aunque también se puede hacer a ojo, no solo por la holgura visual, sino porque al circular una cadena destensa rozará contra otros componentes).

Será necesario sustituir el kit de arrastre cuando el desgaste de los dientes de los engranajes sea muy acusado, o la cadena se haya estirado tanto que a la hora de tensarla nos pasemos de la marca indicada en el tensor de la moto. Además, y aunque lo ideal sería no llegar a tal situación, un desgaste/holgura tan pronunciados provoca que al circular de vez en cuando la cadena se salte algún diente, y que estando detenidos, si tiras de ella hacia atrás, como si fueses a sacarla, puedas ver gran parte de los dientes de la corona.

Es muy importante sustituir los tres componentes del kit de arrastre a la vez, el cual suele tener un precio comprendido entre los 80 – 150 € (más mano de obra), aunque como en todo, existen diferentes calidades (y motos), con una vida media que ronda poco más de los 20.000 km, pero que de nuevo, variará de las condiciones a las que es sometido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here