Márquez: «El objetivo es luchar por el título de MotoGP en 2023»

0
94
gp

Marc Márquez está de vuelta, pero esta vez de verdad. Esa es la conclusión a la que se llega una vez vistas las tres últimas carreras de MotoGP, en las que el ocho veces campeón del mundo regresó a la acción después de tres meses de baja.

 

El de Cervera consiguió volver a subirse a su RC213V en Portimao, en 2021. Sin embargo, su brazo no había curado bien, y sufría mucho sobre la moto. Para empeorar las cosas, Marc sufrió dos fuertes golpes en la cabeza (uno al término de la pasada campaña y otro al inicio de la actual) que desencadenaron sendos episodios de diplopía (un viejo fantasma del #93, que a punto estuvo de forzar su retirada cuando aún era piloto de Moto2).  

Su mala situación física le hizo tomar una arriesgada decisión: operarse por cuarta vez de su húmero derecho. Marc pasó por el quirófano poco después del Gran Premio de Italia, y se centró en su recuperación hasta Motorland, hace tres semanas, cuando decidió volver a la pista. 

Los resultados han sido más que positivos, con una pole y dos Top5. Pero lo que más ilusión hace a la afición es ver que vuelve a pilotar con soltura y, parece, vuelve a divertirse compitiendo. 

En una entrevista con Estrella Galicia, uno de sus patrocinadores, explicó con detalle cómo vivió su vuelta a los circuitos. «La evolución era muy positiva y era lo que se estaba buscando en este caso; comenzar en Aragón, el test de Misano y poco a poco ir mejorando para que la evolución fuera positiva siempre, porque a veces puede pasar que en una rehabilitación des pasos atrás», comentó.

Lo cierto es que, cuando anunció que volvería a correr en Alcañiz, hubo ciertas dudas sobre si era el momento indicado o si, por contra, era aconsejable esperar. «Se han dado pasos firmes, lo hemos gestionado bastante bien y, sobre todo, en esta última carrera en Tailandia, tanto en seco como en mojado me he sentido competitivo», responde Márquez.

La de Tailandia fue una prueba en condiciones extremas, con fuerte lluvia y escasa visibilidad; unas condiciones propicias para irse al suelo. Sin embargo, Márquez descubrió que «ya podía ‘jugar con la moto'», algo que «hacía tiempo que no lo podía hacer». 

«Lo que me da más esperanza es que, desde que he cogido tanto la moto de entrenamientos como la MotoGP, enseguida me he subido y sentido que la velocidad sigue estando ahí», dijo Marc. «Aún así, no es suficiente para ser competitivo en el campeonato del mundo», reconoce, y apunta a la falta de «resistencia» como uno de los puntos clave. 

«En este último gran premio en Tailandia empecé desde el viernes fuerte, con ‘fuerte’ quiero decir con ‘intensidad’, y esa intensidad la supe mantener hasta el domingo. El domingo en carrera me fue mal, pero no mal porque la moto iba mal sino porque ya, físicamente, el cuerpo me dijo: ‘hasta aquí…’. Si la carrera hubiese sido sobre seco, yo hubiera sufrido mucho más».     

Es por ello que tampoco se marca grandes objetivos para lo que resta de curso: «seguir evolucionando, estar cada vez un poquito más cerca y ser más constante en los tiempos de carrera», declaró Marc. 

Cuando le preguntaron si se sentía preparado para volver a lo más alto del podio, Márquez volvió a apelar a la combinación de factores que se requiere para ganar. «Es la gran pregunta. Tú te puedes sentir preparado, pero quizá hay unos rivales que pueden estar más preparados que tú. Entonces, veremos. Yo creo que mi objetivo de todo el invierno del 22 hacia el 23 es hacerlo bien, hacer una temporada constante y completa».

Y, por supuesto, habló de la difícil situación que atraviesa Honda, con la que solo él ha conseguido rodar en cabeza de forma regular. «Honda hizo un cambio muy grande. Están trabajando muchísimo, pero un cambio grande no significa ir a mejor. En este caso nosotros hemos hecho un cambio que es mejor que el del año pasado […], pero no ha sido suficiente».

Asimismo, y como ha hizo en otras ocasiones, exculpó a sus compañeros de marca de los resultados: «Los pilotos que tiene ahora mismo, sobre todo Pol [Espargaró] y Álex [Márquez], son campeones del mundo además de otros que no lo son, y creo que el potencial de todos ellos no es para estar en las posiciones en que han estado».    

Además, el catalán dejó una importante noticia: quiere luchar por el título en 2023. «Si eres piloto de Honda, estás en el Repsol Honda Team y, bueno, tienes el palmarés que tienes, pues estás obligado a luchar por el Mundial. Es que ese es el objetivo», finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here