La nueva Ducati Monster

0
624
ducati

Este 2021 supone un año de inflexión en Ducati. Aparte de haber lanzado la nueva Ducati Multistrada V4 que acabamos de probar, una nueva Ducati Monster también ha aterrizado, y con un arsenal de cambios en su haber.

La naked por excelencia de Borgo Panigale ha pegado un bandazo para transformarse por completo y seguir siendo una moto desnuda y de marcado carácter deportivo. Un cambio radical que entre otras cosas se ha puesto a dieta de manera estricta hasta perder nada menos que 18 kg. Pero no es lo único que pierde por el camino, ya que también se ha dejado un puñado de euros del precio final.

Las primeras Ducati Monster de 2021 ya han salido de la cadena de montaje, y para dar la bienvenida a la primera unidad la fábrica italiana ha contado con Pecco Bagnaia, Enea Bastianini y Luca Marini, sus pilotos italianos de MotoGP.

Los tres han visitado la fábrica y han podido ver de primera mano la última creación naked. Una moto que es toda una institución en la marca italiana con más de 350.000 unidades vendidas en todo el mundo y que de cara a esta renovación ha pegado un giro de timón en su rumbo, renunciando a alguna de sus características fundamentales pero para ganar muchos enteros en comportamiento dinámico.

Y es que durante los últimos años la Monster quizá perdió una pizca de su distinción deportiva, de ese ADN de naked radical que estrenó allá por 1993. Ahora Ducati ha querido recuperarla de golpe. Para conseguirlo los diseñadores italianos han partido de una hoja en blanco y han decidido convertirla en una nueva referencia.

La nueva Ducati Monster abandona el chasis multitubular en favor de un nuevo bastidor de tipo monocasco inspirado en el de las Ducati Panigale V4, una estructura que utiliza al propio motor como elemento estructural para dejar un conjunto más compacto y sobre todo más ligero que antes.

Ha perdido nada menos que 18 kg sobre la báscula, lo que unido a su motor Testastretta 11º de dos cilindros en uve a 90º, 937 cc, 111 CV y 93 Nm de par motor nos deja con una moto de manillar ancho que promete emociones fuertes. Un motor que por cierto ha sido completamente replanteado para cumplir con la Euro5 y repartir su potencia de forma más uniforme.

También son nuevos otros elementos como la caja de cambios con cambio semiautomático bidireccional, subchasis, llantas, el basculante de doble brazo o los componentes del propio motor (2,5 kg más ligero que antes). En total la cifra de peso en seco se queda en tan solo 166 kg.

Pero es que toda la moto es nueva. La ergonomía ha cambiado para ofrecer una posición que estrese menos las muñecas, la geometría ha variado para que sea más ágil y el asiento se coloca a 820 mm. La carrocería obviamente es nueva en su totalidad, destacando el ya típico cuardabarros corto, un faro LED de nueva factura, depósito inspirado en las primeras Monster y una zaga afilada con un colín escueto y una salida de escape doble por el lateral derecho.

Además, la electrónica también es nueva, incluyendo tres modos de conducción (Urban, Touring y Sport), ABS con asistencia en curva, control de tracción, antiwheelie y Launch Control. El cuadro de mandos también cambia con una pantalla digital TFT a color de 4,3 pulgadas y nuevos gráficos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here