La Combat Wraith encarna el espíritu de Confederate con un monstruoso V2 de 2.200 cc

0
250
combat

Combat Motors ha presentado su Wraith, una moto que conserva la esencia del modelo cambiando algunos detalles. Se presenta como una montura con una personalidad arrolladora, de muy alta gama y con un precio se va mas allá de los 100.000 euros para la versión más económica.

El fabricante estadounidense la tendrá en el mercado en junio. La marca fundada en 1991 con el nombre de Confederate Motors, que cambió por los recelos que levantaba, ahora se llama Combat Motors pero se mantiene fiel a su esencia de producir motos muy especiales, con diseños espectaculares y fuera de lo común.

La Wraith sigue siendo única y particular desde su debut hace más de una década cuando la marca todavía mantenía el antiguo nombre. Por otro lado con el paso de los años su precio ha subido y actualmente la Wraith se ha convertido en un artículo de máximo lujo reservado para una pequeña clientela que pueda adquirirla en 2021.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal diario de noticias del mundo automotor

La Combat Motors Wraith ha mantenido su estructura básica de manera similar desde sus inicios, con un enorme bicilindrico en V refrigerado por aire, un conocido S&S de 2.163 cc, un motor de kit básico vendido a preparadores y constructores. Desarrolla 145 CV a 5.100 rpm y un par gigantesco de 215 Nm con 200 disponibles a 2.000 rpm.

El chasis es un monocasco de aluminio 6061 mecanizado con CNC de cinco ejes desde bloques sólidos, actúa como columna vertebral curva y donde el motor portante funciona también de rigidizador estructural. Además el depósito de gasolina integrado en el chasis y con grandes ojos de buey permiten ver el combustible. Toda la motocicleta utiliza materiales cuidadosamente seleccionados, para dejarla en un peso de 255 kg.

Los detalles poco comunes se ven en, la suspensión delantera que es de sistema Hossack y el monoamortiguador trasero va en el lateral izquierdo del basculante cubierto con materiales nobles. También es curioso su freno delantero, con cuatro discos flotantes en fundición con 230 mm de diámetro y montando pinzas Aerotec de cuatro pistones y montaje radial.

Otro elemento sorprendente son los controles de freno y marchas ya que tiene dos pares de reposapiés, dos delante y dos detrás para conducir en dos posiciones diferentes según tu voluntad, relajado con la espalda recta y pies adelantados o deportivo con los pies retrasados. Con una distancia entre ejes de 1.587 mm y una altura de asiento de 749 mm, la nueva Wraith monta llantas de carbono en 19 pulgadas al frente y una trasera lenticular de 17 pulgadas, ambas de BST y calzadas con neumáticos Pirelli Diablo Rosso III 120/70ZR19 y 240/45ZR17.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here