Kymco 400 Xciting S TCI, ¿una scooter para viajes largos?

0
56
moto

Érase una vez una marca llamada Kymco que decidió construir un scooter de 400, al que llamó Xciting S 400 TCI. Con él, consiguió que la categoría de 400 no se sintiera tan sola como se había sentido hasta aquel momento.

Ese inicio de cuento corresponde, cambiando los actores, al célebre cuento de Pinocho, aquel muñeco de madera que quería ser un niño de verdad. Esta Kymco recoge mucho de este popular cuento, esta Kymco 400 es un scooter que quiere ser una moto. Durante unos días la hemos probado en todas las situaciones y desde Diariomotor queremos que esta prueba sirva para que sepas si realmente este Kymco es tu moto o tu scooter.

La palabra scooter o escúter significa según el DRAE “motocicleta ligera”. Ntldr; permitidme que use la palabra en castellano y no como anglicismo. Como siempre la realidad va más rápido que las leyes y también, cómo no, que la Real Academia Española. Antaño los escúter de 50 cc, eran realmente motocicletas ligeras, los primeros 125 también, pero hoy en día tenemos escúter con potencias alucinantes, con varios cilindros y con pesos que sobrepasan los 200 kg, como por ejemplo esta Kymco Xciting S 400, con lo que según la DRAE ya no sería un escúter/scooter.

A pesar de sus más de 200 kilos, se supone y lo ratifico, que este kymco es muy urbano, pero claro, con esas cotas de peso y potencia, uno ya empieza a pensar que quizá este Kymco, sea más que un escúter para ir de un barrio a otro. Así que esta prueba, la empezaremos por el final, haciendo lo que menos pensarías que ibas a hacer en este Kymco 400: viajar.

Estuve haciendo varias pruebas a la moto, digo del escúter de Kymco para nutrirme de las sensaciones de los compañeros, caí en que faltaba algo, una prueba de larga distancia. A priori, su motor monocilindrico de 400 y de casi 36 cv se antoja escaso para los que llevamos motos desde antes de tener dientes, pero como ya sabes, los cuentos siempre traen consigo magia y trastocan la realidad.

Lo primero que hago, es familiarizarme con la app de Kymco llamada NOODOE, en la cual hay un navegador que te va indicando direcciones en el cuadro de instrumentos, sin duda es un inventazo aunque más adelante te contaré en qué puede mejorar. El primer mapa es gratuito, Portugal valdría 20 euros; hago España con la app de la moto, digo del escúter y Portugal con el google maps. La forma de enlazar la app con la moto a través de tu móvil es sencilla, listo, tras un par de calles en las que me equivoco, empiezo a coger soltura con el navegador y a interpretar mejor lo que me va diciendo. El navegador además, si sobrepasas la velocidad legal de la via, te avisa abajo, de la velocidad a la que tendrías que ir. Una cosa que me gustó también, es que te avisa de los radares fijos, con un icono de una cámara, al principio, pensé que te mostraba los lugares de interés turísticos, eso habría molado porque desde la app los usuarios de la Kymco cuelgan sus aventuras, pero me gustó más cuando en realidad lo que te marcaba eran los radares. Me gustó la forma en que se navega, mediante indicaciones, pero debe mejorar en las rotondas, tiene que indicar antes que dirección tomar, el navegador te indica que a 500 m tienes una rotonda, pero hasta los 120 m no sabes qué salida coger. En google maps, te lo indica mucho antes y te ayuda a colocarte bien para abordar la salida.

Bien, en dos días hice casi 1200 kilómetros, creo que no está mal. La pantalla se ajusta fácilmente y manual, me gusta la forma que tiene de ajustarse. A velocidades legales ofrece una aceptable protección, exigiendo un poco más al puño, la cabeza sufrió demasiados vaivenes. Ir por autopista con la Kymco durante muchos kilómetros te puede resultar aburrido, a la ida hice unos 100 km y a la vuelta unos 200 km. Nunca tendrás sensación de lentitud, al contrario, podrías ser uno de los objetos más rápidos sobre ella en un día normal. El viento lateral movía demasiado la moto, ¿se puede ir en trayectos largos por autopista? Sí, pero irás peor que por una carretera convencional. En trayectos cortos por autovía es una gran alternativa, pero después de 150 km, tu cuerpo está algo cansado de recibir rachas de viento.

El resto del camino lo hice por carretera convencional, sin duda, sería mi elección para un viaje largo. Aquí es donde puedes sacar lo mejor de la Kymco. Sobre la Xctiting S, te sentirás seguro, es de esas motos que te hacen ser mejor piloto por la seguridad y confianza que te transmite. A esta Kymco, sin duda por su naturaleza urbana, le vienen mejor las curvas lentas y cerradas que las rápidas.

En las zonas de curvas, como decirtelo, me lo pasé muy bien. Es un escúter que te pide más, quizá el tren delantero sea demasiado ágil tirando a nervioso, recordemos, que esta primera prueba, la hemos sacado de su hábitat que es la ciudad y extrarradio. Frena de maravilla, gira muy bien y en las chicane cambia de dirección con mucha soltura. Con este motor tienes para ir a buen ritmo donde quieras, su aceleración en parado es muy buena y quizá, en los adelantamientos en vías de doble sentido tengas que hacer un adelantamiento cocinado; esto es, empezar a acelerar antes de que pase el coche contrario para adelantar, cuando pase, lo más rápido posible. Recuerda, que con 36 cv puedes viajar, pero milagros en la física no hay. La aceleración y toma de velocidad de 100 km/h a 130 lo hace más lento que de 0 a 30 km/h. Con lo que, rebasar a ciclistas o vehículos lentos te será muy fácil y seguro.

La zona donde pones el zapato, me pareció algo estrecha, lo suple pudiendo llevar el pie delante o detrás tanto como tu flexibilidad te permita, hay veces que ir 5 horas en la misma posición cansa y moverte un poco te da aire. Me hizo gracia, que el segundo día del viaje, mientras trazaba las curvas, ya puse los pies delante, tipo scooter deportivo en ángulo abierto, y no con las piernas en 90 grados como un escúter tradicional. Me había hecho a la Kymco 400.

El depósito tiene doce litros y medio de capacidad, con una conducción normal tiene un consumo de entre 3 y 4 litros lo que te permite hacer más kilómetros de lo que tu cuerpo pueda aguantar sin tener un descansito. Lógicamente, el consumo es mayor cuanto más cosquillas le buscas al frena, acelera, traza, acelera. Me gustó mucho el tapón de gasolina, se abre y se cierra con un clic muy rápido, como si estuvieses de carreras. Este, es un escúter deportivo y en cuanto a parte ciclo, no ofrece dudas, el motor, es el más potente de su categoría. Quizá prefiera un amortiguador trasero tradicional, que ofrece más información pero los dos que lleva están bastante bien tarados.

En cada pueblito que paraba, sobre todo en la parte de Portugal, la Kymco creaba expectación por su diseño, en Salamanca, hubo un hombre que quería cambiarla por un lote de jamones y embutidos, casi lo consigue, lo propuso a la hora de comer. Mención aparte tiene el freno de mano, fácil de accionar y muy útil para parar y poder sacar buenas fotos.

Los mandos funcionan muy bien, aunque no me gustó la posición de las luces de emergencia, es el mismo botón de arranque, lo único es que en vez de pulsar, lo sacas, lo empujas y lo hacía a menudo con el pulgar cuando quería ver kilómetros en el ordenador de abordo. En varias ocasiones, fuí con el warning un buen rato sin darme cuenta.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here