KTM 390 ADVENTURE, ¿ES LA MOTO IDEAL PARA TODOS?

0
339
ktm

Si bien los u$s 11.300 que cuesta en nuestro país la KTM 390 Adventure no son pocos, la filial local redobló los esfuerzos para que la nueva 390 Adventure no esté muy desfasada respecto de lo que vale en otros mercados, y a su vez que se logre posicionar muy por debajo de lo que hay que desembolsar por otras opciones del segmento, que ni por cerca cuentan con el equipamiento y capacidades de la 390.

La KTM 390 Adventure puede ser, sin ningún tipo de problema, la moto definitiva para cualquier usuario promedio, incluso también para aquellos con muchos años de experiencia en el mundo de las dos ruedas. Lógicamente no podemos pedirle la comodidad de una maxitrail para viajar con acompañante y equipaje, ni las prestaciones de los motores de más de 1.000 cc (generalmente twins) de estos gigantes de los caminos. Pero, seamos realistas, ¿cuántos motociclistas tienen la habilidad y experiencia para conducir motos de más de 100 CV? Sí, pocos.

Ya hablamos muchas veces de esta moto, pero nunca está de más aclarar que no tiene nada que ver con la 390 Duke, a no confundirse y creer que esta moto es la naked con rueda delantera de 19” y una posición de manejo más cómoda. De hecho, comparte muy pocos aspectos con su hermana “callejera”, ya que hasta su motor incorpora novedades que por ahora solo están presentes en esta 390 Adventure. Ni hablar de su chasis, suspensiones y electrónica derivados de segmentos superiores de la casa austriaca, una marca que conoce como nadie el barro, la arena y todo lo que sea offroad.

Planta motriz

Ya que tocamos el tema, empecemos por el motor. Se trata del conocido monocilíndrico de 373 cc, DOHC de 4 válvulas, y refrigeración líquida que fue ajustado para entregar 43 CV a 9.000 rpm y 37 Nm a 7.000 rpm. Como siempre, se lo nota un motor “muy vivo” desde tempranas vueltas pero que ganó en docilidad y confort de marcha gracias a la incorporación de acelerador electrónico “ride by wire”, sintiendo ahora el nervio de este explosivo motor solo en los momentos en que el piloto lo desee.

Un aspecto mejorado y que además de asegurar la correcta refrigeración del motor en cualquier circunstancia y beneficiar al piloto no recibiendo tanto calor disipado, es el nuevo paso del colector de escape por debajo del motor y no de manera lateral y entre el chasis como en la Duke, la cual nos “rostizaba” literalmente la pierna izquierda los días de altas temperaturas. Una mejora que se agradece y que pudimos comprobar en la semana más calurosa de enero.

Y es justamente en el apartado de la refrigeración del motor de esta KTM 390 Adventure donde la marca hizo un profundo hincapié, pensando básicamente en el uso y exigencia que puede tener esta moto, con un nuevo radiador más voluminoso (ayudado por el carenado encausando el aire) y con un doble electro ventilador. La baja de temperatura del refrigerante se nota, con un encendido más esporádico de los electros y de menor tiempo respecto a la Duke.

Analizando una moto diseñada para viajar y para enfrentar diferentes travesías por quizás algún destino inhóspito, la autonomía es unos de los datos más importantes a tener en cuenta. En ese apartado tampoco defrauda la 390 Adventure, gracias a un tanque de 14,5 litros y un consumo registrado por nosotros de 4 litros cada 100 kilómetros recorridos, que siendo sinceros es muy mejorable con un manejo más tranquilo y cuidadoso. De esta manera, la KTM 390 Adventure asegura un rango de autonomía que como mínimo llega a los 300 kilómetros, pudiéndose estirar sin mayores sacrificios hasta los 400 km. Lo que resulta extraño es que la reserva se encienda con cerca de 100 km de autonomía por delante, algo así como unos 4,5 litros de combustible restante en el tanque. Un detalle a tener en cuenta y para no asustarse ni bien el instrumental se pone en “warning” indicando la reserva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here