Honda Rebel CMX 1100

0
60
honda

Honda ya piensa en la primavera 2021 y ha anunciado su regreso al ‘custom’ de gran cilindrada con la Rebel CMX 1100, un segmento que abandonó al jubilar la saga Shadow y su motor en V con motivo de la llegada de la, ahora ya casi ‘difunta’, normativa Euro4 sobre ruido y emisiones.

La nueva Rebel CMX 1100, de la cual no ha trascendido el precio, mantiene el estilo marcado por Honda con la Rebel CMX 500 que presentó en 2017 (según datos de la propia marca, fue el tercer modelo ‘custom’ más vendido de Europa el año pasado), una reinvención de estilo ‘bobber’ con soluciones innovadoras que priman el minimalismo.

Honda aprovecha además (no será casualidad) el hueco que deja Harley-Davidson en ese segmento al dejar de vender las Sportster (modelos de 883 cc y 1.200 cc) en el Viejo Continente con motivo de la imposibilidad de éstas (su motor) de cumplir con la exigente normativa Euro5.

La más rebelde de Honda será una verdadera ‘low rider’, pues su asiento estará a tan solo 700 mm del suelo (35mm menos que una Sportster Iron 1200, por ejemplo, ahora que ya no van a ser rivales) y con un contenido peso en orden de marcha (hablamos del mundo ‘custom’, no lo olvide) de 223 kg (frente a los 248 kg de la Iron 1200 también).

Bastidor de acero tubular, una horquilla delantera de 43mm tipo cartucho, amortiguadores traseros con depósito paralelo y freno delantero con pinza de cuatro pistones y anclaje radial son algunos de las características anunciadas por Honda… Pero la sorpresa de verdad está en el motor: el bicilíndrico en paralelo de 1.084cc deriva directamente del propulsor de la CRF1100L Africa Twin y ofrecerá 87 CV de potencia a 7.000 rpm y 98 Nm de par máximo en las 4.750 rpm.

Para gestionar el propulsor, la Rebel CMX 1100 contará con buena parte de la tecnología que ya monta Honda en muchos de sus modelos: gestión mediante acelerador electrónico Throttle By Wire (TBW), que permite tener tres modos de conducción por defecto además de un cuarto modo ‘User’ personalizable; tres niveles de control de par seleccionable Honda (HSTC); control anti-Wheelie, para evitar ‘caballitos’ no deseados (algo curioso sin duda dado el concepto de la moto); control de crucero; y la opción de la exclusiva transmisión de doble embrague de Honda (DCT) para su caja de cambios de seis velocidades.

Como no podía ser de otra forma, Honda tendrá preparado todo un abanico de piezas y accesorios para la Rebel CMX 1100 (que podría tener una versión más rutera), ya que la personalización (customización) es algo intrínseco a este tipo de motos: asientos, parrillas traseras, respaldo para el pasajero, una visera para el faro e incluso una bonita interpretación del ‘batwing’ de Harley-Davidson para enfrentarse al viento, entre otras.

Negro metalizado ‘Gunmetal’ y rojo burdeos metalizado serán, en principio, las dos opciones cromáticas que llegarán, tal y como avanzábamos más arriba, en la primavera, esperemos, pos-Covid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here