Despuès de la cuarenterna la moto es la solución

0
256
motocicletas

A lo largo de los meses de mayo y junio el Gobierno tiene previsto realizar un desconfinamiento progresivo de la población hasta llegar de nuevo a la normalidad. Sin embargo, tras el coronavirus esa normalidad no volverá a ser la misma y la moto cobrará protagonismo como una de las soluciones más inteligentes de la movilidad individual.

El confinamiento y la reducción de la movilidad nos ha enseñado la responsabilidad que la movilidad tiene en la contaminación de las ciudades. Los niveles de óxidos de nitrógeno y de partículas en suspensión han descendido.

Otra de las consecuencias de la pandemia de coronavirus ha sido el aislamiento de las personas y la necesidad de mantener la debida distancia de seguridad entre las personas. Estas medidas de aislamiento individual chocan frontalmente con las aglomeraciones, y el transporte público ha sido tradicionalmente lugares con una alta concentración de personas.

MEDIOS DE TRANSPORTE MENOS CONTAMINANTES

Aunque las medidas para reducir el aforo en autobuses y metro se implementen, el volumen de personas que requieren moverse en el interior de la ciudad hace que en las horas punta sea realmente complicado lograr compatibilizar las cifras de traslados con la distancia de seguridad, y por eso el transporte individual va a acabar potenciándose.

La intención de los diferentes gobiernos es que el transporte individual actual, basado en el automóvil, vire hacia otros medios que causen menor contaminación, como los patinetes, las bicicletas y los vehículos eléctricos en general. Para ello no hay más remedio que penalizar los medios de desplazamiento individual.

MÁS ESPACIO PARA LOS PEATONES

Las medidas van a ser muy variadas, por una parte reducir aún más la velocidad en el interior de las ciudades y en las vías de circunvalación, por otra **reducir el espacio reservado al aparcamiento ** de los auros y aumentar sus tarifas, y también crear zonas de acceso restringido que se van a ampliar a todo el centro de las ciudades.

Visto todo esto, por una parte la utilización del automóvil se va a convertir en un problema por los atascos y también por sus penalizaciones, desde la imposibilidad de cubrir todas sus plazas a la de aparcar y la restricción del espacio en el que se van a poder mover. Y muchas de las personas que emplean el transporte público quieren huir de las aglomeraciones y pasar a moverse individualmente.

LA MOTO ES LA SOLUCIÓN

Aquí es donde entra de lleno la moto, especialmente la de pequeña cilindrada. Por una parte es un medio individual en el que no existe contacto ni cercanía con otras personas, incluso ya cuenta con medidas de protección inherentes como el casco o los guantes, por otra es rápido, económico y capaz de sortear las próximas restricciones.

Aquellos que ya tienen licencia para conducirlas las conocen y son conscientes de sus ventajas, pero en esta próxima coyuntura, todos aquellos que cuentan con una licencia de auto también pueden cambiar de medio de transporte con un modelo de 125 cc, el vehículo que debería presentar el mayor aumento de ventas de todos.

LAS MOTOS PEQUEÑAS CONTAMINAN MUY POCO

La moto en la ciudad no sólo plantea las ventajas obvias de libertad de movimiento y de rapidez, sino también la de estacionar cerca del destino, más y mejor a poco que las autoridades fomenten sus espacios reservados. En el hueco de aparcamiento de un automóvil que conduce habitualmente una persona caben cinco motos.

Las motos de 125 cc tienen pequeños y eficientes motores que gastan y contaminan mucho menos, tanto que con una reducción del 92% en emisiones de CO y del 95% en hidrocarburos y óxidos de nitrógeno en los últimos años. Con pequeños aumentos de la densidad de motos circulando a costa de la de coches se producen reducciones de emisiones muy importantes.

LA MOTO ELÉCTRICA ES UNA ALTERNATIVA

Además hay que tener en cuenta que si hablamos de desplazamientos urbanos, la moto eléctrica es una solución evidente, ya que tiene un rango de autonomía suficiente para ello y los modelos más pequeños tienen habitualmente baterías que ni siquiera tienen la necesidad de cargase en el vehículo, sino que pueden subirse a casa.

Una moto de pequeña cilindrada no sólo es mucho más barata que cualquier automóvil, sino que su costo por kilómetro también es menor, consume menos de 3 litros a los 100 km, su seguro es económico, no requiere un gran mantenimiento, tiene la capacidad de carga necesaria para la ciudad y no plantea problemas de aparcamiento. Lo dicho la solución para el desplazamiento individual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here