Comparativo de las doble propósito 150 – Yamaha XTZ150

0
696
yamaha

Estamos ante la única moto con inyección electrónica del segmento, que irónicamente no se reflejó en el consumo de combustible, teniendo un gasto promedio en el cual no se ve la implicación de esta tecnología, al compararla con las otras; sin embargo, pese a esto, se ubica en la tabla con los mejores números en cuanto a potencia y torque, pero sin alejarse de sus compañeras.

Para empezar, tenemos que decir que el diseño general está derivado de sus primas más grandes, las XT660R, que guardando las proporciones, se encuentran pensadas para lo mismo, una conducción tanto en ciudad como en carretera, de ahí sus particularidades.

Siendo un poco más específicos, esta moto con características estéticas trail, empieza con un frente muy particular, cuyo “pico” está integrado a la farola principal, dejando espacios entre piezas, transmitiendo la sensación de que estén pensadas para convertirse en algún tipo de entrada de aire sin mayores prestaciones, pero que complementan los deflectores en la pasta del protector de tanque, cuyo diseño se ve muy bien, pero no tienen ninguna funcionalidad. En este mismo sentido, los laterales se nos hacen familiares de toda la línea Yamaha, y más, el exhosto en la posición de 45 grados es un homenaje a las primas más grandes, sin dejar de lado la parrilla trasera, que le va muy bien con el conjunto.

Si hablamos de los accesorios tecnológicos, tenemos que devolvernos a la inyección electrónica, relacionado al comportamiento del motor que tocaremos más profundamente, por eso, solo nombraremos el tablero de instrumentos mixto, eso quiere decir que el cuentarrevoluciones, viene análogo, lo que no disgusta por su buen tamaño y, junto a él, una pequeña pantalla LCD, en la que están presentes: el medidor de combustible, el velocímetro, los cuenta kilómetros y el indicador de cambio, relegando los testigo a la parte superior del tablero. En este punto resaltamos la presencia del testigo de “eco”, que nos indica qué tan eficiente es nuestra forma de conducción.

Las suspensiones parecen estar pensadas para un uso muy citadino, que aunque largas y con buenos atributos para el fuera de camino, es evidente que en conjunto con las llantas originales, no están pensadas para vivir fuera del camino al 100%. Los pilotos que sacaron la moto, determinaron que aunque un poco rígida, es posible cruzar cualquier camino, no olvidemos que en este vehículo, Alejandro Rubio Sabogal, terminó en el suelo, con más susto que moretones, afortunadamente; igual, al final de la tarde el conductor demostraba la alegría de la experiencia con una sonrisa permanente.

En cuanto a comportamiento, podemos decir que la relación entre la conducta de la motorización y la entrega de potencia, es proporcional al grado de disfrute, por lo que tenemos que abordar estos dos factores en conjunto. Sin rodeos, podemos decir que estamos ante una de las de mejor disfrute en el asfalto, pues el acelerador es preciso y las suspensiones se adaptan al requerimiento de velocidad sin ningún problema, eso quiere decir que el arranque y la aplicación de cambios se hacen de forma fácil y cómoda, y más cuando nos subimos y disfrutamos de una posición ideal. Todo se refleja muy bien gracias a una entrega de potencia constante que, desde medias, se siente con fuerza y a diferencia de otras motos, en la salida se puede ver el disfrute de la máquina. Por otro lado, la baja cantidad de vibraciones hace que no nos afanemos en llegar. No obstante, al momento de ingresar a terreno irregular, no transmite la confianza que otras llegan a lograr, eso, sin desmeritar la funcionalidad. Lo mejor es tener este vehículo como para la ciudad y hasta de turismo, el off road tiene detalles a mejorar.

Por otro lado, el frenado podríamos catalogarlo como muy bueno, ya que el disco delantero obedece las instrucciones enviadas desde la maniguetas, y bloquea las ruedas únicamente cuando el piloto así lo desea, así pasa con la rueda trasera, que aunque con bandas, no encontramos que es tan preciso como la configuración frontal, por lo que no tenemos queja alguna, por el contrario, nos sentimos a gusto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here