Así son las motos de tres ruedas, scooters de alta cilindrada

0
226

Las motos de tres ruedas, o más bien bien los scooters de tres ruedas, son unos vehículos que en principio nos ofrecen las bondades del mundo de las dos ruedas unidas a una mayor seguridad que le otorga un tercer punto de apoyo.

Una de las grandes ventajas y por las que han cosechado un éxito notable estas motos de tres ruedas, sobre todo en otras ciudades europeas, es el hecho de poder conducirlas con el licencia de auto, independientemente de su cilindrada y de los años de experiencia. Esto se debe que la gran mayoría de ellas, que no todos, son homologadas como triciclos (L5e), para lo que es necesario que cumplan ciertas condiciones: un pedal de freno que actúa sobre ambos ejes, unos intermitentes que sobresalgan de la carrocería, así como un freno de estacionamiento y una anchura mínima del eje delantero de 460 mm. Debido a esto, fue por lo que Piaggio introdujo las versiones ‘LT’ a sus scooter de tres ruedas MP3 (tranquilo, más adelante te presentaremos algunas opciones).

No obstante, y con la ley en la mano, que estén homologadas como triciclos implica que en teoría no podrían estacionar en aparcamientos reservados para motos, hacer uso de carriles bus-taxi en las ciudades que lo tienen permitido ni de beneficiarse de otros tipos de incentivos, como descuentos en zonas de aparcamiento reguladas. Sin embargo, y en la práctica, los agentes de la Policía Local y de movilidad hacen la vista gorda, puesto que no implica ningún perjuicio sobre los usuarios de motocicletas y sí que agilizan la movilidad y el tráfico.

La razón a la cual se debe el éxito de estas motos desde que Piaggio presentara su MP3 en 2006 se debe, precisamente a eso, a las múltiples ventajas que presentan, y que te enumeramos a continuación:• 

• Mayor seguridad, estabilidad y comodidad: el contar con una segunda rueda en el tren delantero les dota de un plus de adherencia y equilibrio, muy valioso en situaciones donde hay graba o arena suelta en la calzada, o en calles adoquinadas en cascos históricos, más aún si ha llovido recientemente, siendo además más difícil perder el control del eje delantero. Otra punto a tener en cuenta, es que en lo semáforos algunas de ellas tienen un sistema automático que bloquea la suspensión basculante delantera y permite detenernos sin tener que apoyar el pie.

• Heredan algunas de las ventajas de las motos, pero de forma limitada: por último, gozan de las ventajas propias de un vehículo del tamaño de una motocicleta, como la facilidad de encontrar aparcamiento o sortear retenciones de tráfico. Otro punto, en los cuales se muestran más escépticos los usuarios de motocicletas tradicionales, es que el sistema de suspensión delantero permite inclinar el scooter como si de una moto de dos ruedas se tratase, dotándolo en cierta medida de esa sensación y libertad de conducción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here