Por qué elegir los aceites adecuados para aumentar la vida útil de tu auto

0
134
oil

Varios expertos de la industria automotriz coinciden en señalar que el aceite es el alma de un vehículo, pues gracias a la lubricación que aporta gran parte de las piezas de un motor logran trabajar sin contratiempos, lo cual reduce el riesgo de costosas averías.

Este fluido además se encarga de mantener a una temperatura adecuada a los metales y aleaciones con que se fabrican varias piezas internas del mecanismo encargado de poner en marcha a un vehículo.

En este sentido, un excesivo aumento de temperatura produciría que varias piezas se terminaran fundiendo después de ciertos intervalos de estar funcionando, lo cual sería fatal para la vida de cualquier modelo automotriz.

Ahora bien, el desempeño óptimo de un aceite depende de su viscosidad, pero también de las condiciones extremas a las cuales se le someta.

Hablar de viscosidad es referirse a la resistencia líquida para fluir. Esto significa que entre más espeso sea un aceite representa menor capacidad de fluido; en tanto que si es más ligero la posibilidad de fluir será mayor.

Ahora bien, existen diversos tipos de aceites con diferencias marcadas entre uno y otro. Así que para decidir cuál es el mejor para determinado modelo automotriz se requiere consultar la recomendación de las armadoras, pues antes de salir al mercado sus prototipos fueron sometidos a largas pruebas con el objetivo de determinar los aceites que requerían para su desempeño sin que se averiaran.

Es necesario mencionar que, en los recipientes con aceites para automóviles, mediante una nomenclatura, se especifica la fluidez que tienen en condiciones extremas de clima.

Es decir, que mientras en zonas de temperaturas bajas, los vehículos demandan aceites que fluyan rápidamente; en regiones demasiado cálidas es necesario emplear lubricantes más viscosos.

En la actualidad, los modelos último modelo y de gran valor utilizan aceites sintéticos reformulados por químicos especialistas.

Dicha condición les otorga ciertas características que alargan la vida útil de los motores. No obstante, al final quienes tienen el poder de elegir el tipo de aceite con el cual funcionan sus vehículos son sus propietarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here