Consejos para cambiar correctamente una llanta

0
34
llanta

Cambiar un neumático cuando nos pinchamos es una de las tareas menos queridas por todos. El solo hecho de tener que desmontar la llantas, levantar el carro, entre otros aspecto, muchas veces nos resulta complicado. Sin embargo, es algo que todos tenemos que aprender cuando nos decidimos a conducir.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que las llantas son uno de los componentes de seguridad más importante del carro, pues son el único contacto con la carretera, por eso es importante saber cómo cambiar de manera correcta un neumático.

Expertos de Bridgeston, una de las mayores fabricantes de neumáticos en todo el mundo, recomiendan que antes de empezar con el cambio de la llanta, ante un pinchazo en la calle, es importante tener listos todos los materiales necesarios.

La llanta de repuesto, una llave de cruz y el gato para elevar el vehículo. También es importante tener los tacos para bloqueo de llantas o, en su defecto, algo que imposibilite el movimiento del vehículo como una piedra, y ubicarlo en la llanta.

Acá es importante tener en cuenta que si vamos a cambiar la llanta delantera, el taco debe ir ubicado en las llantas traseras y si se va a cambiar la llanta trasera, esto deben estar ubicados en las llantas delanteras. Es importante que aseguremos el carro con el freno de mano y colocarlo en un cambio.

Debemos tener en cuenta estos aspectos para poder garantizar nuestra seguridad y la de los demás conductores mientras realizamos esta tarea. El carro debe estar estacionado en un lugar seguro, preferiblemente sobre una superficie plana.

Una vez reunidos todos los elementos, lo primero que vamos a hacer es aflojar la presión de los tornillos con la llave de cruz. Estos deben ser girados en sentido contrario a las manecillas del reloj. Tenga en cuanta que no se deben quitar, solo aflojar.

Posteriormente sí se procede a levantar el vehículo con el gato, el cual debe ser ubicado en una de las guías que se encuentran debajo del chasis. Después de esto si podemos retirar los tornillos y dejarlos en un lugar donde no los vayamos a refundir, más teniendo en cuenta si esta labor se hace en la noche.

Se retira la llanta de su posición y, enseguida, se coloca la llanta de repuesto y se empiezan a atornillar. Tenga en cuenta que los tornillos se deben colocar y apretar en forma de equis para evitar que el neumático se mueva.

Una vez verificamos que los tornillos ya están ajustados, se baja el auto nuevamente al suelo y se termina de presionar los tornillos con la llave de cruz, para que estos queden lo más apretados posibles, para evitar complicaciones en el resto del camino.

“Cambiar una llanta por cuenta propia es una tarea bastante sencilla si se conocen los pasos y se tienen las herramientas adecuadas para la ocasión”, explicó José Andrés Acosta, gerente de Car Club Firestone.

Es importante, como conductores, que revisemos antes de salir de casa que siempre llevemos la llanta de repuesto y las herramientas adecuadas. Las llantas de repuesto deben revisarse periódicamente, para garantizar que en el momento que las vayamos a necesitar estén a nuestra disposición.

“Además de saber este proceso, el conductor debe tener presente que las llantas tienen un tiempo límite de vida, es decir, deben revisarse periódicamente para asegurarnos de que estén en buen estado y así nos aseguramos la reducción de posibles incidentes en carretera”, agregó Acosta.

Aunque nunca se haya cambiado un neumático, si se tienen el conocimientos básicos y necesarios para hacerlo, resultará más sencillo de lo que ustedes piensan y se ahorrarán el tiempo de llamar a los especialistas que se encargan de atender en carretera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here