¿Cómo purgar los frenos de tu auto?

0
373
frenios

Los frenos son un sistema compuesto por muchos elementos, de los cuales, el líquido de frenos es vital para poder frenar o bajar la velocidad en cuanto pises el pedal del freno.

El líquido de frenos es el encargado de empujar las balatas para apretar el disco y así frenar el vehículo. En otras palabras, si no hay líquido no hay presión y si no hay presión el auto no se frena. 

Al igual que la mayoría de los líquidos en el auto, el de frenos también debe ser reemplazado en los tiempos recomendados por el fabricante. Durante el proceso de cambiar el líquido de frenos, las líneas que lo conducen se pueden llenar de aire y no dejar que funcione adecuadamente.

El aire en el líquido se debe sacar de las líneas donde pasa el líquido de frenos, ya que al generar la presión sobre el líquido, el aire se comprime y no logra generar la presión suficiente para activar los pistones de las balatas, o no los presiona por completo. 

¿Cómo purgar los frenos de tu auto?

1.- Hazlo de forma segura

Estaciona tu vehículo en una superficie plana y seca. Abre el cofre y asegúralo. Levante el auto colócalo sobre soportes de gato y retira las llantas para facilitar el acceso.

2.- Drena el líquido de frenos viejo

Destapa el cilindro maestro y usa la bomba de vacío o la jeringa para pavo para eliminar la mayor parte del líquido de frenos viejo. No drenes el cilindro maestro completamente.

3.- Agrega el líquido nuevo

Agrega líquido de frenos nuevo al cilindro maestro. Mantén la tapa del cilindro maestro abierta o suéltala para permitir el flujo de aire.

4.- Qué rueda purgar primero 

Consulta el manual de instrucciones para determinar qué rueda purgar primero y el orden correcto. Por lo general, se comienza con la rueda más alejada del cilindro maestro.

5.- Localiza el purgador

En los frenos de disco, la válvula de purga estará en la parte superior del calibre del freno. En los frenos de tambor, generalmente en la parte superior central en la parte trasera del área de los frenos.

6.- Bomba de vacío

Conecta la bomba de vacío a la válvula de purga para formar un sello.

7.- Abre la válvula de purga 

Abre la válvula de purga con una llave de purga de frenos, luego usa la bomba de vacío para bombear el líquido de frenos viejo. Desecha el líquido de frenos viejo en un depósito de plástico. A medida que se sale el líquido de frenos, revise regularmente el cilindro maestro para asegurarte de que no se seque. Continúe agregando líquido de frenos nuevo al cilindro maestro. Cuando dejes de ver burbujas y veas que el color del líquido de frenos se vuelve más claro, habrá purgado la mayor parte del aire y el líquido viejo del sistema.

8.- Cierra la válvula de purga del freno y repite el proceso

9.- Llena el cilindro maestro hasta el nivel recomendado 

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here