¿Cómo mantener la vida útil de su vehículo?

0
276
visa utiol

Un vehículo puede llegar a tener en promedio una vida útil de 11 años. Esto gracias a los avances tecnológicos y al desarrollo de mejores materiales para su composición.

Sin embargo, hacer que un carro tenga una mayor vida útil depende claramente de las revisiones, mantenimientos preventivos y demás tratamientos que se realicen para cuidar los vehículos.

Según Ricardo Uribe, gerente de posventa de DFSK, “hacer revisiones visuales periódicas y respetar los tiempos de mantenimiento, son factores clave para que un automotor funcione adecuadamente”.

Agregó que “es importante que el propietario lo lleve a los talleres o centros de servicio autorizados de la marca, pues en estos sitios se tienen los equipos especializados y personal técnico debidamente capacitado para un correcto mantenimiento”.

La primera recomendación es para los novatos en el tema de los vehículos, pues lo primero que deben hacer es revisar el manual de usuario del auto y enterarse de las guías de mantenimiento y de las características técnicas de su vehículo.

La segunda medida, según los expertos, tiene que ver con los aceites de motor y de caja, pues todos los vehículos requieren cambio de aceite de motor cada 5.000 o 6.000 kilómetros, lo que permite que las partes estén lubricadas y limpias. Al contrario, el lubricante de la caja no requiere de un cambio, a menos que se haga un trabajo en su interior.

Otra recomendación para la vida útil de los vehículos tiene que ver con los filtros. Por ejemplo, los filtros de aceite deben reemplazarse cada que haya un cambio de aceite.

El filtro del combustible, que impide el paso de contaminantes presentes en el combustible, solo debe ser revisado por personal especializado cuando se presenten fallas en los inyectores, de lo contrario, no debe hacerse.

En cuanto al filtro de aire, que cumple la función de atrapar el polvo para que no ingrese a los cilindros del motor, este debe revisarse con cada cambio de aceite y reemplazarse solo si está negro. No puede soplarse con aire a presión, pues se quiebra y deja de cumplir su función.

Un último filtro es el de polen o cabina, que debe reemplazarse cada año. Su función es evitar que el polvo ingrese al habitáculo del auto.

Una cuarta recomendación de los expertos para prolongar la vida útil de los carros tiene que ver con las mangueras del radiador, pues estas pueden volverse duras y quebradizas por el tiempo y el calor.

Por eso, se debe pedir que hagan una prueba de fugas, debido a que un daño en las mangueras puede causar ampollas y fugas del agua que refrigera el motor.

La quinta recomendación tiene que ver con el refrigerante. Los expertos recomiendan revisar que su nivel sea adecuado y reemplazarlo teniendo en cuenta las recomendaciones del fabricante en el manual. Si el nivel del refrigerante es bajo, esto indica que puede haber fugas de líquido.

Como sexta medida, se recomienda estar atentos a la correa de repartición y del alternador. Cada fabricante tiene un kilometraje específico para reemplazar la correa de repartición y se debe estar atentos a este tiempo, pues si la correa se rompe, puede haber importantes afectaciones en las partes internas del motor. 

La correa del alternador también tiene una vida útil determinada y establecida en el manual del vehículo. Sin esta, la batería no carga, por lo que también es clave conocer su fecha de cambio.

En séptimo lugar, los dueños de un vehículo deben estar atentos a los frenos, pues son el sistema de seguridad más importante de un carro. Cada año se debe vigilar su funcionamiento y se debe acudir a los expertos en caso de observar irregularidades. Nunca se puede aplazar la reparación de lo relacionado con los frenos.

“Si al apretar el pedal de freno este se hunde hasta el fondo, significa una falla. Cuando el nivel del líquido para frenos está bajo es debido a alguna fuga”, explican los expertos.

Por último, prolongar la vida útil de un auto depende también de las llantas. El reemplazo de las llantas se determina por la profundidad de la banda de rodamiento. También deben cambiarse cuando presentan cortes o ‘chichones’ o según las indicaciones que se encuentran entre los surcos de cada llanta.

Con estos consejos, revisiones periódicas y mantenimientos preventivos, además de evitar que las reparaciones sean demasiado costosas en un futuro, se prolongará por un tiempo importante la vida útil de su vehículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here