Cómo elegir y reemplazar el aceite de automóvil

0
454
f1

El aceite de motor se utiliza para lubricar los componentes del motor, optimizando su funcionamiento.

Este fluido consiste en una base mineral o sintética, a la que se le añaden aditivos antioxidantes especiales. Existen diferentes tipos de aceites en el mercado, que se distinguen por las siguientes tres marcas:

SAE (Sociedad de Ingenieros Automotrices): esta marca se refiere al grado de viscosidad del aceite en función de la temperatura. Según esta distinción, también se utilizan las cifras de marcado, por lo que cuanto mayor sea la cifra, mayor será la temperatura a la que el aceite funcionará de manera óptima. Los aceites de invierno se distinguen por una marca de tipo alfanumérico de 5W, 20W, en la que la letra W representa claramente la inicial de la palabra inglesa «winter». Los aceites aptos para todas las estaciones, por otro lado, se caracterizan por una doble marca 10w40 o 5w30.

API (Instituto Americano del Petróleo): en este marcado los aceites se dividen en los siguientes grupos:

  • S (servicio), para vehículos de gasolina.
  • C (comercial) para vehículos diésel.

Sobre la base de las peculiaridades de los distintos motores, utilizando las letras del alfabeto, procedemos a diferenciaciones adicionales. Por último, cabe mencionar el marcado CE (Energy Conserving), introducido recientemente para un tipo de aceite de motor apto para los coches de última generación.

ACEA (Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles): en esta marca los aceites se dividen en tres categorías en virtud de su funcionamiento.

  • A/B. Para motores diésel y gasolina.
  • C. Para motores con catalizadores o filtros especiales.
  • E. Para vehículos de carga o vehículos especiales con motor diesel.

Antes de comprar aceite, se recomienda optar siempre por el tipo recomendado por el fabricante, con el grado de viscosidad más adecuado para su modelo de automóvil. Por lo general, el aceite del motor debe reemplazarse una vez que se haya superado el umbral de kilometraje de 10 000 a 15 000 km, o al menos una vez al año. Un aumento inusual de las emisiones contaminantes y el consumo de combustible son claros indicios de que ha llegado el momento de cambiar este fluido.

El cambio de aceite también se puede hacer de forma independiente en el garaje de casa. Junto con el aceite, también es recomendable reemplazar el filtro de aceite relativo.

Esto es lo que necesita:

  • Aceite de motor (posiblemente de la marca recomendada por el fabricante).
  • Filtro de aceite nuevo.
  • Gafas de seguridad y guantes de goma para evitar que este líquido entre en contacto con los ojos y la piel.
  • Una bandeja y un embudo para recoger el aceite quemado.
  • Un gato o un trípode.
  • Una llave de tubo, para el tapón de drenaje del cárter de aceite.
  • Un trapo
  • Una llave especial para el filtro de aceite.

Estos son los pasos a seguir:

  1. Estacione el automóvil en una superficie plana, accione el freno y apague el motor.
  2. Después de que haya pasado una cierta cantidad de tiempo para que el aceite se enfríe, levante el automóvil con el gato y los soportes.
  3. Identificar la posición del tapón de aceite y proceder a desenroscarlo.
  4. Identifique la posición del tapón del cárter debajo del automóvil y desatorníllelo, asegurándose de colocar la bandeja de recolección de aceite usado adecuada.
  5. Después de que se haya escapado todo el aceite, localice la posición del filtro de aceite y luego proceda a desarmarlo usando la llave apropiada, la cual se girará en sentido contrario a las manecillas del reloj.
  6. Limpie el asiento del conjunto del filtro y vierta un poco de aceite en la junta del filtro nuevo.
  7. Enrosque con cuidado el nuevo filtro, luego vuelva a enroscar el tapón de drenaje del cárter de aceite.
  8. Con un embudo, verter el aceite nuevo en el depósito correspondiente, midiendo el nivel con la varilla especial cada dos litros de llenado.
  9. Después de alcanzar el nivel necesario, vuelva a colocar la tapa de aceite.
  10. Arranque el motor durante unos diez minutos y luego vuelva a comprobar el nivel de aceite en el depósito con la varilla medidora. Si es necesario, proceda con una nueva recarga.
  11. Limpiar el aceite vertido en el motor, asegurándose de que no haya fugas.

El aceite quemado debe recogerse estrictamente en un contenedor especial y entregarse en una estación de servicio o punto de recogida: debido a su alto grado de toxicidad, nunca debe dispersarse en el medio ambiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí