Cinco signos de que la suspensión está en mal estado

0
186
mecanica

Mantener el sistema de suspensión de un carro en buen estado es fundamental para la seguridad de los pasajeros pues este sistema que está entre las ruedas del carro y el chasís permite que las irregularidades del suelo sean absorbidas y el auto no ‘rebote’. Con estos cinco síntomas podrá saber fácilmente si la condición de su auto no es la óptima. 

Exceso de rebote

Un carro que rebote excesivamente puede tener los amortiguadores desgastados por el tiempo o por las condiciones en las que transita, por ejemplo una vía con muchos huecos, para determinar si el ‘rebote’ del carro se debe a la suspensión existe un truco muy sencillo: Apóyese cerca de una rueda del carro y empuje la carrocería hacia abajo, si al volver a la posición original rebota una o varias veces los amortiguadores están muy desgastados y necesitan un cambio. Dependiendo la función y carga del carro, el desgaste se puede presentar con más fuerza en el eje delantero o trasero. 

El carro está desnivelado 

Si su carro está inclinado hacia un lado o se ve ‘hundido’ por delante o detrás es claro signo de un problema en la transmisión y revela ‘fugas’ en uno de los amortiguadores.

El carro está suelto

Este síntoma es de alto riesgo para la seguridad de los pasajeros del auto, pues consiste en que el carro se inclina más de la cuenta al tomar curvas cerradas, usualmente también se debe a que los amortiguadores están excesivamente desgastados. 

Llantas muy desgastadas

Las llantas normalmente se desgastan en los extremos o en el centro de la banda de rodadura debido a que no tienen la suficiente presión, pero si el desgaste se presenta en sitios anormales, como solo un lado del neumático puede ser signo de varios problemas, entre ellos, el sistema de suspensión. 

Ruidos extraños en curvas o huecos

Si al pasar por encima de un hueco o al tomar una curva el carro hace ruidos anormales, puede deberse a muchos problemas, pero uno de los más comunes es el mal estado de las balineras, pues estas se desgastan y pueden romperse, haciendo que escuche golpes metálicos al pasar por un hueco en la vía. 

Como recomendación adicional le aconsejamos revisar los amortiguadores cada 20.000 kilómetros ya que su vida útil es de aproximadamente 60.000 kilómetros pero puede ser inferior dependiendo la conducción  y la condición del lugar donde transite.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here