Así es el LT6 del Corvette Z06, el V8 atmosférico más potente puesto en producción

0
136
motor

El Corvette Z06 llegará en el año 2023 con una mecánica V8 atmosférica que anuncia nada menos que 680 caballos de potencia. Se trata de la cifra más elevada para un motor de producción de estas características, para lo cual, los americanos han debido recurrir a ciertas técnicas y concesiones que lo diferencian en gran medida de su antecesor, más allá incluso de su arquitectura central.  

El nuevo Corvette Z06 aterrizará en los mercados a partir del próximo 2023 con un gran reclamo bajo el brazo, nada menos que el V8 atmosférico de producción más potente jamás colocado en un vehículo de producción. El motor es completamente diferente, no solo a la versión equivalente de la generación anterior, sino también respecto al C8 básico.

Esto es así porque la mecánica es compartida en gran medida con el C8.R, la versión de competición que toma parte, entre otros, en competiciones como el WEC con nuestro piloto nacional Antonio García al volante y que sirvió como mesa de pruebas para el modelo final de producción.

LA CLAVE: CIGÜEÑAL PLANO

En sobreruedas.news ya tenemos un artículo en el que se describe con mayor rigurosidad las diferencias entre un cigüeñal plano y uno cruzado. Digamos, para resumir, que los cigüeñales planos tienen las masas distribuidas de tal forma que permiten ‘respirar’ y revolucionar la mecánica a más rápidamente y a un rango mayor –concretamente en nuestro caso hasta las 8.600 revoluciones por minuto–, lo que conlleva de manera directa a incrementar la potencia desarrollada. Se consigue además de ello un timbre sonoro mucho más agudo y característico de esta arquitectura de cigüeñal.

Hablamos de una solución ampliamente explotada por las marcas italianas como Ferrari, pero no tanto por las americanas, teniendo al anterior Shelby GT350 como una excepción a la regla.

Otra solución implementada es la incorporación de unas válvulas extra en el conducto de admisión. Estas, según se abren y cierran en conjunción con el rango de revoluciones, generan unos pulsos de presión en el aire entrante debido a un fenómeno denominado como ‘principio Helmholtz’. Ello incrementa el volumen efectivo del conjunto colector y se logra una impresionante eficiencia volumétrica del 110%, según pudo medir la Sociedad de Ingenieros de Automoción, traduciéndose todo en curva de par más amplia que el Corvette base.

Como toques diferenciadores respecto al mismo, el motor LT6 del Z06 cuenta con un sistema de lubricación por cárter seco manufacturado a medida del cigüeñal con hasta seis bombas de aceite. Los ingenieros comentan asimismo que los inyectores de cada cilindro están colocados junto a la válvula de escape y enfrentados al puerto de entrada, mientras que el sistema de alzada de válvulas prescinde de los taqués hidráulicos comunes para hacer uso de unos elementos utilizados sobretodo en el mundo de las motocicletas, denominados, ‘finger followers’ en inglés, que disminuyen el peso y permiten adecuarse a los elevados regímenes de giro de esta mecánica.

Pero, ¿en qué se traduce todo lo mencionado? Hablemos de cifras: la mecánica resultante tiene 5.5 litros de cilindrada para ofrecer un total de 680 caballos. Comparativamente hablando con respecto a su predecesor, el C7 Z06, éste ofrecía 20 caballos menos por un peso 14 kilos superior al del LT6. Las diferencias son aún más claras con las cifras del motor del C8 básico en mano: 177 caballos extra por tan solo un kilo más. Es cierto que este nuevo Z06 desarrolla menos par motor que el anterior –625 Newton metro frente a 884–, pero eso es porque está más orientado a ser un animal de circuito, dinámico, ágil y efectivo, alejado de lo que ha sido siempre común para los deportivos de Bowling Green.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here