5 fallas que pueden terminar incendiando tu auto

0
81
fuego

Los malos tratos, el uso y el tiempo hacen que muchas partes de los autos se desgasten y provoquen fallas en el funcionamiento del vehículo, las cuales deben repararse inmediatamente para garantizar el buen trabajo de tu automóvil.

Existen muchos tipos de fallas y no todas son tan graves, pero hay algunas que sí lo son y es muy importante que las reparen inmediatamente para evitar más daños o incendios. 

Dentro del auto existen varios sistemas que si no se cuidan o si presentan una falla y no se repara, esta terminará incendiando el vehículo. Lo mejor es conocer muy bien tu auto y saber que consecuencias puede tener no reparar un problema, así evitarás que surjan más problemas y tengas que gastar más dinero en arreglarlo.

Por eso, aquí te decimos cinco fallas que pueden terminar incendiando tu auto.

1.- Problemas eléctricos

El cableado eléctrico y los puntos recorren todo el largo y ancho del auto. Existe la posibilidad de que uno o más cables se deshilachen. El riesgo es que si alguno de ellos lo hace, podría haber un cortocircuito que podría provocar un incendio.

Las baterías de autos también son muy capaces de provocar incendios. El ciclo de carga de las baterías produce hidrógeno en el compartimiento del motor. El cableado suelto o defectuoso junto con la carga eléctrica puede causar estragos si la batería puede crear una chispa y el hidrógeno en el compartimento del motor puede agravarlo. 

2.- Motor sobrecalentado

El calor del motor en complicidad con los fluidos internos calientes puede incendiar tu auto. Es probable que un motor sobrecalentado hierva los fluidos internos a un nivel peligroso, esto hace que se derramen fuera de sus contenedores. Cuando entran en contacto con las áreas calientes de las tuberías en el compartimento del motor, es probable que se produzcan chispas y la propagación de fuego en tales casos es una posibilidad no muy lejana

3.- Fuga de combustible

Esta es una de las razones más comunes de los incendios de autos. Las fugas de combustible pueden ocurrir debido a su negligencia, pero también pueden ocurrir por razones internas. 

La gasolina puede prenderse rápidamente en llamas debido a una chispa cuando supera los 45 grados Fahrenheit o más. Pero, cuando está a 495°F , puede provocar un incendio incluso sin una chispa o una fuente externa de fuego. Cuando la fuga de combustible entra en contacto con partes calientes del automóvil, debe esperar llamas de inmediato. 

4.- Convertidores catalíticos sobrecalentados

El sistema de escape, al contrario de lo que podamos pensar, recorre toda la longitud del coche. En caso de que haya más contaminantes de escape de los que los convertidores pueden manejar, se calentarán. 

Una causa indirecta de esto es un motor ineficiente, cuando no quema el combustible como debería, hay una carga adicional en los convertidores catalíticos, lo que resulta en un sobrecalentamiento. Cuando esto sucede durante un largo período de tiempo, el riesgo aumenta. Cuando la temperatura supera su límite, puede quemar rápidamente la alfombra y el aislamiento de la cabina a través del metal.

5.- Defecto en el diseño

Cuando hay una falla en el diseño, no significa que tu auto explotará de inmediato. No es necesario que cada defecto de diseño provoque un incendio, pero dicho sea de paso, la mayoría de los retiros del mercado se deben a incendios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here