Vicente Fernandez, entre rancheras y autos: mucho mas que ‘el chofer’

0
667
vicente

El mundo despide al rey de la ranchera Vicente Fernandez. Que entre música y películas nos mostró también su afinidad por algunos carros.

Este es un buen día para evocar a Vicente Fernandez, el mexicano nacido en Huentitán, El Alto Jalisco. De ahí que muchos, ademas de decirle “Chente”, lo bautizaran también como el “Charro de Huentitán”. Este último apodo hace mérito a lo que él era: un caballista de pura cepa. 

De su vida musical dijo: “Tengo más de 100 álbumes en el mercado y he grabado más de 300 canciones que aún no se han dado a conocer. Mi vicio es cantar”. De eso estamos seguros, y la muestra de esto fue el Grammy Latino que se ganó en la categoría Mejor Álbum Música Ranchera/Mariachi por su último disco “A mis 80´s”.

Hoy más que nunca, no hay duda de que Vicente Fernandez trascendió, y no es para menos. Durante 57 años nos permitió gozar de su inconmensurable talento. No solo en la música, sino también en el cine, eso sin contar su pasión por los caballos, su familia y ‘Los tres potrillos’ su rancho en México.

Vicente se ganó un Ford Galaxie Hardtop 500

Así es, en su primer protagónico Vicente Fernandez era un vendedor de tacos en la cinta: “Tacos al carbón”. Allí, Chente hizo su debut como un humilde vendedor de comida al que la vida le cambia cuando se gana a través de sorteo un Ford Galaxie Hardtop modelo 1964. Con carro nuevo y el dinero del premio, Constancio (Vicente Fernandez) aprovecha la oportunidad y expande su negocio como una cadena de taquerías. Sin embargo uno de sus empleados le hace una mala jugada que lo deja en banca rota y se ve obligado a empezar de cero.

Este ejemplar de 1964 fue el cuarto y último modelo que se fabricó con este tipo de carrocería. Un deportivo con techo rígido de dos puertas. Con un motor Ford FE Series 390 ci V8, transmisión manual de tres velocidades y una marcha máxima de 193 km/h. 

Hábil frente al volante: Chevrolet Caprice Classic

Aunque Vicente pocas veces posó al lado de los carros que los rodeaban, sabemos que los motores hacían parte de sus gustos. En una oportunidad el cantante nos sorprendió en una fotografía al al lado de un Chevrolet Caprice Classic de 1977. Un clásico que también vimos en en Rápido y Furioso.

Al parecer el ídolo de las rancheras tenia especial aprecio por este Chevrolet Caprice Classic, que en su momento fue calificado como “El carro del año” por la revista Motor Trend. De la fotografía llama la atención que el color del vehículo va acorde con la ropa de Vicente Fernandez. 

Dos grandes en una sola imagen: el pionero y ruiseñor de las rancheras, y un clásico de gran velocidad y resistencia como el Caprice. No hay duda, el ‘Charro de Huentitán’ supo darle valor a este modelo con motor V8 de 6.6 litros y 150 caballos de potencia, a la altura de los Cadillac. 

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticas del mundo automotor

Desde Tijuana a Yucatan: Range Rover L322

“Voy arrancar, soy el chofer, manejaré la noche hasta el amanecer”.  Vicente Fernandez tenía muy clara la duración de su recorrido. Porque “desde Tijuana a Yucatan” hay una distancia en carro de 4.137 km. Por eso decía: “tiempo no hay, para perder, tengo un buen tramo de país que recorrer”.

Nos detuvimos por algunos minutos en el videoclip de “El Chofer”, para darnos cuenta que Vicente Fernandez “recorrió Mexico” a bordo de un Range Rover automático de tercera generación. Con motor V8 a gasolina y potencia de 286 CV / 210 kW, a 5.400 rpm y par de 440 Nm. 

Como dato adicional, podemos decir que el Range Rover L322 hizo su debut en 2001, produciéndose por 10 años. Para ese entonces fue desarrollado y planeado por BMW, y destinado a llevar componentes de la serie E38 7, pero BMW vendió Land Rover a Ford dos años antes de que el L322 fuera producido. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here