Restaurante Troppo, amor a la italiana

0
121
pizza

Cada vez que salían a cenar o almorzar, Rocío Madueño y Jorge Fernandini, esposos y socios de Troppo, imaginaban cómo sería su propio restaurante. Amantes de la buena mesa y de los viajes, siempre buscaban volver a Los Ángeles, Nueva York y Houston, lugares de gran mucha presencia italiana. La pasaban bien y se sentían como en casa, incluso en sus visitas a Europa siempre había una escala en Italia para disfrutar de sus delicias. Es que la comida italiana es parte de la historia personal de la pareja por eso no tuvieron ninguna duda al momento de elegir qué ofrecer en su proyecto.

En su búsqueda por encontrar el lugar ideal, encontraron una casa de los años 40 a la que se le devolvió el brillo que debió tener en su época; esta delicada y artística labor estuvo bajo la dirección de Jorge Baertl, arquitecto y socio también de Troppo, junto con Melissa Herrera y Solana Costa.

El entusiasmo y las ansias de avanzar fue tal que mientras restauraban la casa iban elaborando la carta y conformando el dream team, estas labores tomaron un año. La elección del nombre requirió el apoyo de una asesora para desarrollar el branding. Luego de elaborar una lista de nombres descubrieron que todos estaban ya en uso hasta que apareció la palabra troppo que significa “demasiado”, “abundante”, troppo buono, que gustó a todos por ser simple, directa y fuerte.

“Troppo es un restaurante de comida italiana, no es fusión más bien confort food, de comida simple, sabrosa, artesanal, un espacio relajado y con buena onda donde lo más importante es el producto. Cuenta con un laboratorio de pastas que se elaboran todos los días al igual que el pan que es de masa madre y el helado de pistacho que se hace en el momento. La idea es sentirse en casa con un servicio de primera.”

Simone Nebbía, joven y reconocido chef de origen italiano es el artista de la cocina. Ya cuenta con algunos años en Lima y su paso por estupendos restaurantes avalan su carrera. En Troppo expresa su creatividad y genialidad con toda libertad para que brille su identidad italiana y desde su propia historia guíe el concepto y el espíritu de la carta; y aunque siempre está en su cocina, se da el tiempo para salir al salón a contar la historia de cada plato a los comensales.

La carta ofrece los clásicos de la culinaria italiana como el vitello tonnato, la polenta fritta, la stracciatella hecha en casa con tomates al horno, cacio & pepe, agnolotti del plin, cotoletta, polpetta y las pizzas que son infaltables. La carta de vino es 99% italiana y con una etiqueta de Champagne. Estuvo a cargo de la sommelier argentina Marina Wilkis, quien seleccionó etiquetas de distintas regiones de Italia para complementar perfectamente la propuesta. La idea es maridar los vinos con platos de la misma región ya que los estilos de la cocina y los vinos han crecido juntos en armonía durante muchos años.

Los que gustan de un buen aperitivo la propuesta de la barra los llevará por dos estilos, el “old school” y el “new school”. Los dos conversan y reflejan la personalidad de Troppo; por un lado, están los cócteles clásicos, pero siempre con un twist propio, por el otro lo cócteles de autor, pero con una base clara. La idea es proponer sabores que vayan con la comida, pero también que el bar tenga identidad propia. Que provoque pasar por ahí antes de ir a la mesa y que invite a “un último” antes de regresar a casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here