Museo del Grabado ICPNA recibió importante donación del legado de Reynaldo Luza

0
321
icpna

El Museo del Grabado ICPNA recibió una serie de13 serigrafías hechas por Reynaldo Luza (1893-1978). Estas piezas se suman a su colección de 700 obras que representan 500 años de grabados.

El Museo del Grabado ICPNA suma a su colección una importante donación: una serie de 13 serigrafías hechas por Reynaldo Luza (1893 – 1978), uno de los artistas peruanos más versátiles y cosmopolitas del siglo XX.

La obra de Luza suele relacionarse a la moda y el glamour. Conocido por ilustrar famosas revistas como «Vogue» y «Harper’s Bazaar», se especializó en el retrato y el paisaje e introdujo los colores andinos a la moda internacional. Con gran talento como ilustrador y dibujante, también se desarrolló en otras disciplinas. 

La serie donada al museo -gracias a Carlos Garcia-Montero, legatario del Archivo Luza- comprende obras del estilo art déco. Las obras destacan por su calidad: depurada, elegante, técnicamente impecable y original.

Las creaciones de Reynaldo Luza fueron reconocidas, expuestas y publicadas internacionalmente. Paradójicamente, en nuestro país su trabajo estuvo olvidado durante muchos años. Esto está cambiando recientemente con exposiciones y libros dedicados a su legado. 

De esta manera, su obra se une al Museo del Grabado ICPNA que cuenta con trabajos de José Sabogal, Carlos Bernasconi, Julia Codesido, Eduardo Moll, Camilo Blas, entre otros. Su colección de grabados fue incrementada con la donación de artistas que, a lo largo de los años, realizaron exposiciones en las salas de la institución. Estas creaciones nacen a partir de procedimientos de colagrafía, aguatinta, litografía, xilografía, linóleo, intaglio, serigrafía o técnicas mixtas sobre papel hasta matriz digital.

ABRIÓ LAS PUERTAS

El Museo del Grabado ICPNA abrió sus puertas, en agosto del 2019, albergando una colección de 700 obras que representan 500 años de grabados. De ellas, alrededor de 300 piezas son el resultado de cinco décadas de trabajo en la promoción del grabado en el Perú a cargo de la institución.

«Hemos realizado los Salones Naciones y hemos trabajado en la producción de Bienales Internacionales. Con la creación del Museo del Grabado Icpna esperamos consolidar esta trayectoria brindando una plataforma para que entidades culturales y educativas, públicas y privadas, coleccionistas y artistas encuentren un espacio de protección, difusión e investigación permanente del grabado peruano», indicó en dicho momento Alberto Servat, gerente cultural del Icpna.

El espacio nació con el objetivo de impulsar la conservación, investigación y difusión del arte del grabado en el Perú; así como, priorizar la preservación de matrices y estampas, la investigación de técnicas y temas del grabado nacional. Como se recuerda, esta disciplina artística se introdujo en nuestro país durante el virreinato. 

A lo largo de la pandemia, el Museo del Grabado Icpna continuó en contacto con el público a través de tours virtuales. Cuando se permita, reabrirá sus puertas en el jirón La Floresta 100, urbanización Camacho, La Molina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here