Errores que debes evitar al beber cerveza

0
177
cerveza

Evita tomarla directo de la botella, no se trata de un asunto de modales, se trata de sabor.

Quién no ha disfrutado de una cerveza bien fría para consentirse y pasar un buen rato. Ya sea que consumas esta bebida de vez en cuando o seas un enamorado de ella, probablemente has cometido algunos errores al servirla o beberla, por ello te vamos a compartir las prácticas que debes evitar.

Conservarlas por mucho tiempo

Si bien las cervezas no caducan, y con el tiempo adquieren fuerza y carácter, hay una fecha de consumo preferente ya que el hecho de que se guarden por mucho tiempo en condiciones no adecuadas podría afectar sus propiedades y calidad, con ello el sabor.  Trata de que se mantenga alejada del calor o la luz, o que estén bien cerrados, tanto si es en botella como en barril, o en lata.

Tomarla directo de la botella

No se trata de un asunto de modales, se trata de sabor. Es preferible tomar la cerveza en vaso o copa, no importa si es comercial o artesanal. Se disfrutarán más los aromas y sabores.

Al verter la bebida en un vaso, la cerveza comienza a perder gas (dióxido de carbono), los aromas se volatilizan y permiten apreciar mejor sus cualidades organolépticas, lo que no sucede al tomarla de una botella con una boca tan pequeña.

Además se evita la sensación de hinchazón y pesadez gracias a que se disminuye la cantidad de gas a tu estómago.

Diferentes tipos de cerveza a la misma temperatura

La temperatura es un factor importante que afecta la percepción del sabor de la cerveza. Según los grados, algunos componentes de la bebida disminuyen o aumentan el aroma y sabor.

Si bien fría es como generalmente la disfrutamos, debes saber que cada variedad de cerveza tiene su temperatura ideal. Las cervezas con poca graduación deben servirse más frías que las cervezas fuertes.

Foto: Rawpixel.com/Pxhere

Congelar el vaso

Congelar tu vaso podría no ser la mejor idea, ya que poder contaminarse con aromas de tus alimentos en el refrigerador. Es preferible que pases tus vasos por agua fría.

Evita agregar hielo ya que afectas el sabor. Lo ideal es disfrutar de los sabores y olores originales de tu cerveza.

Demasiada espuma

La cantidad de espuma ideal en tu vaso o tarro debe ser de uno o dos dedos. El giste o espuma es importante ya que evita la oxidación y que se escape el gas, por lo que preserva el buen sabor y el cuerpo de la cerveza.

El primer golpe de espuma, si es de barril debe descartarse, si no, no hace falta.

Al servir cerveza de barril el vaso tiene que estar inclinado un poco (un ángulo de 45°), se llena el 75% de su capacidad, y se acaba llenando en posición vertical.

Si la cerveza es de botella, hay que dejar el vaso en la misma posición y elevar la botella unos 7 cm, dejar que la cerveza caiga en el centro.

Foto: Pxhere

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here