El avión Pegasus promete ser un jet privado con despegue y aterrizaje vertical

0
258
avion

La falta de infraestructura es una de las mayores desventajas para el desarrollo de los eVTOL (en inglés, vertical take-off and landing, «despegue y aterrizaje verticales»), que son aquellos vehículos aéreos capaces de despegar y aterrizar en vertical. Esto quiere decir que, además de construir la aeronave, las empresas también deben desarrollar vertipuertos o helipuertos adecuados para su uso.

El fabricante de aviones Pegasus Aircraft está trabajando en mejorar ese problema, gracias al avión futurista Pegasus eVTOL, que combinará capacidades VTOL con las comodidades de un jet privado.

El avión futurista Pegasus eVTOL utilizará la infraestructura existente pero, al mismo tiempo, podrá aterrizar en casi cualquier superficie, ya sea césped o grava, y pistas y helipuertos tradicionales.

Tras ocho años de desarrollo, el equipo de Pegasus ha realizado recientemente pruebas de elevación, aterrizaje y vuelo estacionario con un prototipo a pequeña escala. La compañía ahora trabaja en el desarrollo de un modelo a escala para realizar más pruebas, mientras que la fase más interesante de desarrollo será la integración de esos turboejes y la configuración del sistema de control de vuelo para manejar las complejas transiciones entre el vuelo estacionario y el crucero, y desde el crucero de regreso a las velocidades de vuelo estacionario en una variedad de condiciones climáticas.

“El avión futurista Pegasus eVTOL usa ventiladores en las alas para proporcionar VTOL y luego pasa al vuelo crucero, dándole la velocidad, el alcance y la seguridad de un avión de ala fija”, explica el Dr. Reza Mia, presidente y fundador de Pegasus Universal Aerospace, con sede en Sudáfrica. “Se espera que vuele a cuatro veces la velocidad y alcance de los helicópteros tradicionales y de dos a tres veces la velocidad y alcance de los aviones VTOL de rotor basculante”.

¿Cómo funciona el avión futurista Pegasus eVTOL?

VTOL es posible gracias a cuatro ventiladores en las alas. Durante el modo de vuelo crucero, la energía cambia a ventiladores de doble conducto en la parte trasera, y todo el proceso se controla mediante un software patentado, lo que representa una mínima intervención del piloto.

Esto quiere decir que avión podrá aterrizar en una azotea, en el medio de la nada, en una plataforma petrolera, en un campo de golf o en un super yate. De ahí su nombre: Vertical Business Jet o, en un lenguaje de aviación más fresco, VBJ.

Pegasus estima que el avión futurista Pegasus eVTOL estará disponible para uso civil entre 2025 y 2027, pero esa ventana, por supuesto, depende en gran medida de cómo se desarrollen y certifiquen los conceptos.

El VBJ está diseñado para transportar hasta nueve pasajeros con las comodidades de un jet privado, a velocidades de 796 kph (495 mph) y una altitud de 10.668 metros (35.000 pies).

Según el despegue y el aterrizaje, el alcance varía. En el modo VTOL, se estima en 2.124 km (1.320 millas), mientras que el alcance con despegue y aterrizaje de pista convencional es el doble, 4.400 km (2.743 millas), con una autonomía de alrededor de 6,6 horas. Mia dice que el VBJ será menos ruidoso que un helicóptero y un 60% más eficiente que un jet estándar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here