Chemsex: Moda sexual que atenta contra la salud

0
295
sexo

Hay parejas que no se conforman con la típica relación sexual sino que buscan ir más allá a través de nuevas prácticas que incluso pueden poner en riesgo la salud de ambos: chemsex es una de ellas.

Este fenómeno ha experimentado un crecimiento muy significativo en las dos últimas décadas y se está convirtiendo en un problema de salud pública a nivel mundial, especialmente en las grandes urbes, donde se ha documentado un incremento significativo de las infecciones de transmisión sexual (ITS), las muertes por sobredosis y otras complicaciones médicas asociadas a estas prácticas.

Entre las drogas que más habitualmente se utilizan destacan la mefedrona (mefe), la metanfetamina cristalizada (Tina o T2), el ácido gamma-hidroxibutírico (GHB), la y-butirolactona (GBL) el MDMA (éxtasis), los poppers o medicamentos como el Tadalafil y sildenafil (estos últimos, fármacos utilizados para tratar la disfunción eréctil). Si bien, pueden ser utilizadas otras drogas como la cocaína, la ketamina, el speed o la dietilamida del ácido lisérgico (LSD); siendo muy habitual su uso combinado a modo de cóctel o mezcladas con alcohol.

nido. Sin embargo, este campo también posee una gran variedad de actividades, conductas y preferencias que no son recomendadas por el riesgo que correrían los participantes.

Chemsex se trata de tener relaciones sexuales bajo los efectos de algunas drogas recreativas con la finalidad de potenciar y mejorar la experiencia sexual, llevar los sentidos más allá de lo habitual y disfrutar de sensaciones distintas.

Este fenómeno ha experimentado un crecimiento muy significativo en las dos últimas décadas y se está convirtiendo en un problema de salud pública a nivel mundial, especialmente en las grandes urbes, donde se ha documentado un incremento significativo de las infecciones de transmisión sexual (ITS), las muertes por sobredosis y otras complicaciones médicas asociadas a estas prácticas.

Entre las drogas que más habitualmente se utilizan destacan la mefedrona (mefe), la metanfetamina cristalizada (Tina o T2), el ácido gamma-hidroxibutírico (GHB), la y-butirolactona (GBL) el MDMA (éxtasis), los poppers o medicamentos como el Tadalafil y sildenafil (estos últimos, fármacos utilizados para tratar la disfunción eréctil). Si bien, pueden ser utilizadas otras drogas como la cocaína, la ketamina, el speed o la dietilamida del ácido lisérgico (LSD); siendo muy habitual su uso combinado a modo de cóctel o mezcladas con alcohol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here