Renault sorprende con un crossover eléctrico venido del futuro y con hasta 780 kilómetros de autonomía

0
248
renault

Con un diseño futurista y exótico, estética crossover y con dos carrocerías, una corta y compacta, y otra más larga que llega a los 4,8 metros de longitud, lo último de Renault es un crossover eléctrico que, ante todo, quiere mostrarnos cómo será su nueva generación de eléctricos y las posibilidades y la versatilidad que proporcionará esta tecnología. El Renault MORPHOZ es un crossover eléctrico conceptual, un prototipo que estaba destinado a presentarse en el Salón de Ginebra, que finalmente no se ha celebrado, en el que vemos la evolución de los eléctricos de Renault y, sobre todo, el salto cualitativo que pretenden dar en los próximos años para avanzar un paso más allá de lo ofrecido en los últimos años con el Renault Zoe.

Renault MORPHOZ, un crossover eléctrico en dos sabores

La versatilidad que proporciona el auto eléctrico se aprecia gracias a una idea brillante que ha tenido Renault con este prototipo, la de crear dos versiones bien diferenciadas, un City mode con 4,4 metros de longitud, y un Travel mode con 4,8 metros de longitud. Diversificando con dos carrocerías separadas por 40 centímetros de longitud y 20 centímetros de batalla (2,73 y 2,93 metros respectivamente), Renault no solo es capaz de adecuar el espacio de cada una de las versiones a las necesidades de sus usuarios, sino también sus posibilidades fuera de la urbe, su capacidad de almacenamiento de energía y por ende autonomía.

El City mode equipa un pack de baterías de 40 kWh que, según Renault, sería suficiente para alcanzar una autonomía de 400 kilómetros. Con esos 40 centímetros extra, el Travel mode es capaz de equipar un pack de baterías adicional de 50 kWh, sumando un total de 90 kWh y alcanzando una autonomía de 780 kilómetros.

Esta idea de Renault pretende reflejar también la versatilidad que tendrán las plataformas empleadas en coches eléctricos. Este es también el anticipo de una nueva plataforma modular y completamente eléctrica, llamada CMF-EV, que estará presente en los nuevos eléctricos de la marca que llegarán a partir de 2021.

Un habitáculo orientado al auto autónomo de Renault

Sin profundizar en sus prestaciones, ni tampoco en los detalles de su sistema eléctrico, más allá de la capacidad de sus baterías, Renault sí que ha querido avanzar con este prototipo su concepción del vehículo autónomo o, mejor dicho, semi-autónomo. Renault piensa ya en un nivel de autonomía que permita al conductor soltar el volante y desviar la atención de la carretera, al menos en escenarios controlados, en los que la tecnología del automóvil será la que se encargue de supervisar la conducción.

Renault espera que la mayoría de sus autos dispongan a finales de 2020 de un control de crucero adaptativo avanzado, capaz de mantener el auto en su carril, la distancia con el auto que le precede y por lo tanto de supervisar la aceleración, la frenada, y el giro, en carretera, pero siempre con un conductor a los mandos.

Renault también ha pensado en una disposición del habitáculo versátil que, entre otras cosas, permitirá que el asiento del acompañante pivote, para viajar cara a cara con las plazas traseras.

Como les decimos, el Renault MORPHOZ no llegará a producción, al menos tal y como se aprecia en estas imágenes. No obstante, sí que es un buen anticipo de cómo evolucionarán sus eléctricos en los próximos años y de la filosofía a seguir por Renault. Veremos cómo la oferta de autos eléctricos de Renault crece significativamente, apostando por segmentos superiores y mayores autonomías y posibilidades que las ofrecidas por el Renault Zoe y plataformas muy versátiles, cubriendo un amplio espectro del mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here