¿Nitrógeno para las llantas? Conozca si debe usarlo o no

0
122
llanta

¿Le han ofrecido alguna vez dejar de inflar sus llantas con aire y reemplazarlo con nitrógeno? Seguramente se ha llenado de dudas y en su estación de servicio no lo han informado completamente sobre este método, por eso, nosotros le contamos todo lo que debe saber antes de tomar una decisión.

Debido a que el nitrógeno mantiene la presión de las llantas durante más tiempo, uno de sus mayores beneficios es que las llantas tienen menor desgaste y más eficiencia. Además, el riesgo de incendio es mucho menor pues este gas, a diferencia del oxígeno, no es inflamable, por esta razón, es usado para los neumáticos de los aviones, los deportivos de Fórmula 1 y vehículos que cargan sustancias peligrosas.

La diferencia entre llenar los neumáticos con aire o con nitrógeno realmente es mínima pues el aire se compone de 78% de nitrógeno, 21% oxígeno y el 1% restante corresponde a otros gases; el nitrógeno por su parte, está compuesto de 95% nitrógeno y 5% de oxígeno, así que al inflar sus llantas con aire, ya les está poniendo nitrógeno. Aunque las moléculas de este son más grandes y brindan más presión, llenar sus llantas con nitrógeno solo le brinda un 17% más de este elemento que al hacerlo de forma convencional, por lo que los beneficios no son muy notorios.

Otro punto muy importante es la pérdida de presión, que supuestamente, es menor con el nitrógeno: las propiedades de este gas no influyen directamente en este aspecto pues la presión puede disminuir debido a fugas en las llantas, y de igual forma, debe mandarlas a revisar periódicamente.

Aunque la conclusión es clara, llenar sus llantas con nitrógeno no trae ningún beneficio especial, pues la diferencia entre el aire normal y este gas es muy pequeña para percibir un cambio notorio en sus llantas; además no es sencillo conseguirlo y su precio es más elevado que el del aire. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here