Mazda MX-5 2022: el deportivo japonés por tradición

0
60
mazda

400 kms fue el recorrido final de prueba con el Mazda MX-5, deportivo japonés con legado histórico. Estas fueron nuestras impresiones.

El nombre MX-5 data de 1989, cuando Mazda decide lanzarse al ruedo con un vehículo biplaza y convertible. Con el también llamado Miata, se buscaba conquistar parte del mercado norteamericano de vehículos descapotables asequibles, además de ofrecer cierta deportividad en su conducción. 

Para este 2021, ya se conocen cuatro generaciones del Mazda MX-5, incluida la actual, lanzada en 2015. Hoy en dia este vehiculo se encuentra disponible en carrocería convertible y targa o RF (Retractable Fastback)

Para el caso específico de la prueba de ruta, la unidad es modelo 2022, con avances importantes en conectividad. Durante 400 kilómetros pudimos evaluar y disfrutar el comportamiento, comodidad y seguridad que ofrece este Mazda MX-5 RF, dejando ver lo bueno, lo malo y lo mejorable de este deportivo nipón. 

Vehículo probado: Mazda MX-5 Grand Touring LX
Precio de venta: $136.600.000 (Octubre/2021)

A favor

– Conectividad multimedia
– Iluminación exterior
– Agilidad de apertura del techo
– Fidelidad del sistema de sonido
– Comportamiento dinámico
– Respuesta ágil del motor
– Diseño exterior

Por mejorar

– Agilidad y respuesta de la transmisión 
– Comodidad para acceso al habitáculo
– Consumo de combustible
– Espacios para colocar objetos en el interior
– Apertura del baúl desde la llave

El ya tradicional lenguaje de diseño Kodo salta a la vista en el Mazda MX-5, con líneas suavizadas y armónicas en toda la carrocería. En el frente es evidente un bumper afilado con una entrada de aire central, que da paso a unidades ópticas alargadas en LED. El capó muestra una línea ascendente para beneficiar el paso del aire. 

De costado llama la atención su corto tamaño, además de su bajo centro de gravedad y altura al suelo. Esta versión Grand Touring LX equipa rines de 17 pulgadas en tono negro y espejos en negro piano, que contrastan con la carrocería. Allí es donde mejor se evidencia la esencia de vehículo Targa, al tener el techo recogido. 

Atrás luce un aspecto sencillo, con ópticas redondas y una zona horizontal alargada, totalmente en LED. La puerta del baúl es casi paralela al suelo, teniendo una apertura cercana a los 90º. Este MX-5 integra una salida de escape doble hacia el lado derecho y luces de reversa integradas en el bumper. 

En la cabina de Mazda MX-5 pueden viajar dos personas. El puesto del conductor se ajusta manualmente en distancia e inclinación del espaldar (no altura), en tanto que los acabados son refinados, acompañados con plásticos rígidos que son agradables a la vista y al tacto. Destaca un aplique en ‘body color’ sobre las puertas.

La conectividad fue uno de los avances para el modelo 2022. Ahora integra Android Auto y Apple CarPlay a la pantalla (táctil solo cuando el carro está detenido), operados desde un ‘joystick’ en la consola central. El sistema se une a un sonido Bose de alta fidelidad, conservando (como todos los Mazda) la unidad de CD.

No es un carro cómodo, pues en él prima la deportividad. El acceso es incómodo, y el techo es demasiado bajo para personas con más de 1,80 metros. No hay guantera ni espacios portaobjetos en las puertas, solo tiene una guantera central y otra sobre la unidad de CD.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

Por otro lado, el maletero es propio de un auto roadster. El portón se abre solo desde un botón en la llave, accediendo así a un espacio de 127 litros, suficiente para el equipaje de dos personas. Al equipar llantas Runflat, se aprovecha el espacio de la rueda de repuesto en este lugar. 

En los últimos años, Mazda se ha caracterizado por la seguridad en sus vehículos, y MX-5 no es la excepción. Cuenta con cuatro airbags (son solo dos ocupantes), anclajes ISOFIX en el asiento del copiloto, cinturones de tres puntas y reposacabezas.

A esto se suman asistencias ABS+EBD, controles de tracción y estabilidad, arranque en pendientes, alerta de colisión frontal, frenado autónomo de emergencia, luces automáticas, alerta de tráfico cruzado trasero, sensor de punto ciego y alerta de permanencia de carril. No falta el control crucero convencional.

Como apoyo al parqueo, Mazda MX-5 cuenta con cámara y sensores de reversa, extrañándose los sensores delanteros que serían un ‘plus’. Si bien el equipo es generoso, se refuerza además con el control crucero adaptativo también presente en Mazda CX-30

Este auto recurre al ya conocido bloque Skyactiv-G de 2.0 litros y cuatro cilindros, totalmente atmosférico. Para este caso específico, produce 181 hp de potencia a 7.000 rpm y un torque de 205 Nm a 4.000 rpm. Se acopla a una transmisión automática de seis velocidades, llevando la fuerza motriz al tren trasero. 

Como parte de la filosofía Jinba-ittai de Mazda, que hace referencia a la unidad entre el piloto y la máquina, entran a jugar muchos factores. Entre ellos, la posición del motor del MX-5: detrás del eje delantero. También está el esquema de suspensión independiente delantera tipo McPherson y trasera Multi-link

Por su parte, el equipo de frenado consta de discos ventilados delanteros y sólidos atrás, con asistencia ABS + EBD. La dirección es de asistencia eléctrica, con un radio de giro de 4,7 metros.

Mazda MX-5 entrega un desempeño a la altura de un deportivo de su categoría. La respuesta del motor es rápida, progresiva y ágil entre revoluciones, así como la transmisión que es ágil al buscar la marcha con más torque, aunque a veces hay golpes duros entre cambios. Se extraña la caja mecánica, disponible en otros países.

La estabilidad está a la orden del conductor. Si se quiere un manejo seguro, el carro responde cruzando con tranquilidad y seguridad, sin dejar de ser deportivo. Pero si se busca un manejo con sobrevirajes y cruces agresivos, se pueden desactivar los controles de tracción y estabilidad. En contraste, hay buen confort de marcha, cómodo en pavimentos en mal estado.

Finalmente, es óptimo el frenado al detener el vehículo en una corta distancia, sin mostrar movimientos bruscos de carrocería. Al hacer maniobras evasivas, no hay bloqueo de los frenos o despegue de las ruedas del suelo, en lo que también ayuda el recorrido de la suspensión.

La aceleración es rápida y ágil, principal argumento en cuanto a sensación de deportividad. Esto se potencializa en modo Sport o manual, dirigiendo los cambios desde la palanca o las levas detrás del volante. A la altura de Bogotá, no hay problema para hacer sobrepasos, lo que da a pensar que a nivel del mar su comportamiento será mucho mejor. 

Durante la prueba de ruta, las cifras obtenidas fueron de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos, y un paso de 80 a 120 km/h en 5,7 segundos. La velocidad tope no es la finalidad de este MX-5, ya que a 120 km/h es una cifra óptima para sentir su deportividad. Aun así, durante la prueba se alcanzaron 182 km/h. 

El consumo sale un poco de lo tradicional de los motores Skyactiv-G, que se caracterizan por ser económicos. Para el caso de este Mazda MX-5, al tener una conducción alegre, las cifras rondan entre los 36 km/galón en ciudad, a 42 km/galón en carretera, brindando una autonomía final de 500 kilómetros.

Conclusiones 

Manejar un Mazda MX-5 es volver a los inicios de lo que fue el Miata en 1989, un vehículo sin mayores pretensiones, que solamente busca robar miradas y ofrecer una conducción deportiva, con un motor de cifras austeras, ayudado por una tracción trasera y bajo peso. 

Si bien en el mercado nacional no hay competidores, sin duda es una opción a considerar frente a modelos más grandes y costosos como Mercedes-Benz SLK o BMW Z4. Aunque en cifras no se les acerque, si lo hace en su sensación de manejo y comportamiento en curvas.

Por el momento se extraña la carrocería convertible con techo de lona, además de la transmisión mecánica. Serían dos factores que potencializarían las ventas y aceptación de este pequeño deportivo japonés dentro del mercado sudamericano

Ficha Técnica del Vehículo Probado

Marca: MAZDA
Línea: MX-5
Versión: Grand Touring LX
País de Origen: Japón
Precio: $133.600.000 (Octubre/2021)

Medidas

Longitud: 3915 mm
Ancho: 1735 mm
Alto: 1230 mm
Distancia entre ejes: 2310 mm
Peso Vacío: 1.147 kg
Volumen del Baúl: 127 litros
Capacidad Tanque: 11,9 galones
Puestos: 2

Aspectos Mecánicos

Motor: 2.0 Skyactiv-G
Distribución: 16 válvulas DOHC 
Combustible: Gasolina Extra
No. Cilindros: 4 en línea
Cilindraje: 1.998 c.c.
Alimentación: Inyección Directa
Potencia: 181 caballos @ 7.000 rpm
Torque:  205 Nm @ 4.000  rpm 
Relación de compresión: 13.0:1
Transmisión – Caja: Automática de 6 velocidades
Tracción: Trasera RWD
Frenos: Discos ventilados adelante y sólidos atrás
Llantas (ancho/perfil/diámetro): 205/45 R17
Dirección: Asistencia eléctrica

Prestaciones

Aceleración (0-100 km/h): 6,8 segundos (Altura Bogotá)
Recuperación 80-120 km/h: 5,7 segundos
Velocidad máxima:  220 km/h
Consumo en ciudad: 36 km/galón
Consumo en carretera: 45 km/galón
Consumo mixto: 42 km/galón
Autonomía estimada: 500 kilómetros
Costo promedio por kilómetro (Extra): $384,2

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here