Lamborghini, Ducati y Bentley no se venden

0
278
ducatti

Las consecuencias del Dieselgate, y ahora la crisis económica provocada por el COVID-19, han tambaleado más de un fabricante automovilístico. Y obviamente el grupo Volkswagen no ha sido ajeno a esta situación, provocando con ello constantes rumores sobre la venta de algunas de sus firmas de prestigio en pos de reducir costes y obtener una rápida y cuantiosa inyección de dinero. Pero finalmente no será así y el grupo Volkswagen no venderá Lamborghini, Ducati o Bentley, aunque sí que realizará cambios importantes en su gestión.

La confirmación de este punto y final a los rumores de venta ha llegado a través de la última reunión celebrada por el consejo permanente del grupo Volkswagen. Allí se ha votado la posible reestructuración del grupo y los fabricantes que lo componen, obteniendo un resultado negativo a la venta de Lamborghini o Ducati. Esta decisión afecta de igual forma a otras firmas como Italdesign o Bentley, marcas que seguirán bajo el paraguas de Volkswagen, aunque se someterán a cambios.

El dilema al que se enfrenta el grupo Volkswagen es en relación a la necesaria electrificación de todos los autos que fabrica, un desafío que requiere de importantes inversiones, pero que al mismo tiempo deberá realizarse durante un periodo de obligados recortes en los gastos fijos. Obviamente, la clave para conseguir sobreponerse a este proceso pasa por la colaboración entre fabricantes y el común uso de plataformas y tecnologías, lo que llevará a todas las marcas del grupo automovilístico a trabajar de forma más estrecha entre sí.

Quizá uno de los movimientos más importantes, además del primero en producirse, será el regreso de Bentley al control de Audi a partir del 1 de Marzo de 2021. Si echamos la mirada atrás, en los últimos años Porsche había sido la encargada de dirigir el rumbo de Bentley, algo que ha traído importantes mejoras en la marca tal y como demuestran los nuevos Continental GT y Flying Spur sobre la base del PanameraEl regreso de Audi tiene como razón de ser la electrificación del fabricante, dando así el paso definitivo para que Bentley lance su primer coche eléctrico en 2025, sino antes.

Del mismo modo Audi también mantendrá el control de Lamborghini e Italdesign, marcas que seguirán trabajando de forma estrecha y que tienen como próximo gran hito el relevo del Lamborghini Aventador a partir de un sistema de propulsión híbrida basado en el estrenado por el Sián FKP 37. Así, quizá el punto clave de ambos fabricantes italianos lo encontremos verdaderamente en el sucesor del Lamborghini Huracán, un superdeportivo que también tendrá que enfrentarse a la electrificación y al estreno de una nueva plataforma, aunque esta vez parece que lo hará sin un Audi R8 como tercera variante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here