La nueva GLA 200 de Mercedes-Benz

0
415
meche

La nueva Mercedes-Benz GLA 200, el octavo modelo de la gama de vehículos compactos de la marca, que trae incluido un concepto con elementos típicos del diseño de un todoterreno con más carácter, más espacio y mayor seguridad.

El nuevo vehículo de la familia de los SUV de Mercedes-Benz mide 1,61 metros de altura, lo que supone un incremento en más de diez centímetros frente a su predecesor. Además, es 3 centímetros más ancha, para un total de 1,83 metros y 1,5 centímetros más corta, que la deja en 4,41 metros.

Cuenta con un motor de gasolina de cuatro cilindros renovado a fondo, con ocasión de la reestilización de las series de vehículos compactos, y en comparación con la generación anterior, estos propulsores se distinguen por un aumento claro de las prestaciones específicas, mayor eficiencia y menores emisiones.

El modelo de gasolina monta el motor M 282 con 1,33 litros de cilindrada con una potencia máxima de 161 hp y 250 Nm de torque máximo, acompañado de una caja automática de siete velocidades y doble embrague 7G-DCT. Acelera hasta los 100 kilómetros por hora en 8,7 segundos y llega a una velocidad máxima de 210 kilómetros por hora.

DISEÑO EXTERIOR

Este nuevo vehículo de la compañía alemana llega como proporciones más robustas y poderosas, con voladizos cortos delante y detrás. Además, cuenta con un frontal que enlaza sin solución de continuidad con el cuerpo compacto del interior a través del montante A.

Cuenta con ruedas grandes de 19 pulgadas, niveladas con el exterior de la carrocería y sus formas nítidas resultantes transmiten un porte más seguro, deportivo y moderno, destacando también los poderosos hombros de la carrocería y la línea de coupé de las ventanillas laterales.

El diseño estructurado de la vista lateral destila elegancia y dinamismo y ofrece un interesante juego de luces y sombras. Al igual que los demás modelos SUV de la marca, la parrilla del radiador está adornada con orificios y sirve de soporte a una lama con la estrella central.

Los musculosos hombros de la carrocería son el elemento más llamativo de la vista lateral y la vista trasera. Las puertas se prolongan hacia abajo, más allá de los umbrales. Esto aumenta el confort al subir y bajar del vehículo, y evita que se ensucien los umbrales de las puertas.

Las luces traseras constan de dos elementos, mientras que los reflectores se han desplazado hacia abajo y se encuentran ahora en el parachoques. Esto hace posible ensanchar el espacio de carga, lo que facilita la colocación del equipaje. Al mismo tiempo, este diseño acentúa la anchura de la zaga.

DISEÑO INTERIOR

El interior del vehículo es mucho más cómodo para el conductor, ya que cuenta con una posición de la plaza del conductor y del acompañante más alta y erguida que el anterior modelo. Los asientos se encuentran en una posición 97 mm más alta. La diferencia respecto a la Clase A es de 140 mm, y de 52 mm respecto a la Clase B.

Si bien la nueva GLA es más corta que su antecesora, su interior es más espacioso. Esto se aprecia sobre todo en el espacio para las piernas en la parte trasera y en las dimensiones del maletero, que cuenta con 435 litros, 14 más que su antecesora.

Pasando al tablera de instrumentos, este cuenta con un volumen básico con entrantes ópticos en la zona del conductor y del acompañante. En la sección del lado del conductor destaca la unidad de pantallas exenta, disponible la versión widescreen con dos visualizadores de 10,25 pulgadas.

Los cinco difusores de ventilación redondos se distinguen por su elegante diseño en forma de turbina y están dotados de refinados perfiles deflectores. La sección central de la puerta se prolonga sin juntas visibles en el apoyabrazos.

El asidero y tirador de la puerta presenta un perfil en forma de tubo y transcurre en posición horizontal, de forma similar a una barandilla. El equipamiento incluye el sistema de infoentretenimiento de manejo intuitivo MBUX (Mercedes-Benz User Experience).

Las principales ventajas de este sistema son su procesador de alto rendimiento, las pantallas y gráficas brillantes, una visualización personalizable, el software con funciones de aprendizaje y el sistema de mando fónico que se activa con la palabra clave «Hey Mercedes».

LA SEGURIDAD

La nueva GLA da un paso adicional en el terreno de la seguridad con sus sistemas de asistencia a la conducción, que prestan ayuda cooperativa al conductor. Además es capaz de reaccionar por sí misma si el conductor no lo hace.

El asistente de frenado activo se encarga en numerosas situaciones de iniciar un frenado autónomo para evitar una colisión o, al menos, para mitigar su gravedad. Este sistema es capaz también de frenar ante vehículos detenidos al circular a la velocidad habitual en el tráfico urbano.

La GLA puede circular de forma semiautónoma en determinadas circunstancias. Para ello no pierde nunca de vista su entorno. Los sistemas de cámaras y radar mejorados le permiten anticiparse a los acontecimientos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here