Este Alpina B12 5.7 con cambio manual es uno de los «santos griales» de los años noventa

0
171
bmw

En sobre ruedas news somos fans absolutos del BMW Serie 8 de primera generación. Fue uno de los autos que más nos llamaba la atención cuando éramos niños y en su momento, fue una verdadera revolución para la marca. Lanzado al mercado en 1989, era un auto vanguardista y muy avanzado a nivel tecnológico. Podrías pensar que el BMW 850 CSi, desarrollado y puesto a punto por BMW Motorsport, sería el Santo Grial de los E81. Pero te equivocarías. Porque el BMW Serie 8 que quieres es el Alpina B12 5.7. Y encima esta unidad lleva un cambio manual de seis relaciones.

EL BMW 850 CSi no tenía una M en su portón trasero, pero bien podría haberse llamado BMW M8. Su motor V12 de 5,6 litros, capaz de desarrollar 381 CV, suaves como la seda, pero contundentes como un puñetazo si hundíamos el pedal derecho lo suficiente. Su puesta a punto era menos GT y más deportiva, y su equipamiento lo diferenciaba claramente del resto de los Serie 8. Se produjeron más de 1.500 unidades del BMW 850 CSi, pero sólo 57 unidades fueron transformadas en el Alpina B12 5.7. En muchos sentidos, este es el BMW Serie 8 definitivo.

La transformación del BMW comenzaba en las instalaciones de Alpina en Buchloe. El motor V12 del 850 CSi recibía un aumento de cilindrada hasta los 5,7 litros, que elevaba su potencia desde los 381 CV, hasta los 416 CV. Este aumento no era solo a base de cubicaje: el V12 recibía nuevos árboles de levas, un nuevo cigüeñal aligerado, una admisión mejorada y un sistema de escape de acero inoxidable. Aunque se podía adquirir con un cambio automático Shift Tronic, también podía adquirirse con una fantástica caja Getrag manual de seis relaciones.

Solo 25 unidades de las 57 unidades producidas del Alpina B12 5.7 llevaban un cambio manual. El auto era capaz de hacer el 0 a 100 km/h en sólo 5,8 segundos, una cifra impresionante si tenemos en cuenta que estábamos hablando del año 1992. El resto de cambios eran más bien estéticos, pero entre ellos destacaba un capó construido en fibra de carbono con una toma de aire central y las características llantas multirradio de Alpina. El interior tiene una tapicería exclusiva, detalles en madera y un fondo azul para la instrumentación.

En su momento eran autos muy caros y exclusivos, y hoy en día dicha exclusividad youngtimer se traduce en cotizaciones que entran con holgura en las seis cifras. La unidad que tenéis en vuestras pantallas tiene 9.074 kilómetros y está en un estado francamente impecable. Es un auto de reestreno, como se suele decir. Será subastado por RM Sotheby’s el 5 de febrero de 2020 en París, y es parte de la «The Youngtimer Collection».

El auto fue adquirido en Alemania, pero ha pasado sus casi 30 años de existencia en Suiza. Se estima que su precio final oscilará entre los 300.000 y los 350.000 euros. Un precio elevadísimo, que responde al carácter impecable y excepcional de esta unidad. Para que se deleiten un poco más con este fantástico deportivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here