El superdeportivo Maserati MC20

0
205
maserratti

Maserati presenta el MC20, un superdeportivo con el que vuelve a luchar de igual a igual con Ferrari. Diseño impecable y un motor de 630 CV de fabricación propia, desde 260.000 euros.

Maserati está de vuelta. Y lo hace de la mejor forma posible, con un superdeportivo cupé. Es el esperado MC20, que significa Maserati Corse 2020, dado que no solo supone el regreso de la marca del tridente a este nicho, sino que también consolidará su estrategia hacia la competición.

El diseño del MC20 se ha llevado a cabo en el Centro Stile de Maserati, en Turín. «Cuando comenzamos a diseñar el MC20 inmediatamente miramos hacia atrás en nuestra historia y encontramos inspiración en el Birdcage [Tipo 61], una época en la que los contornos de los coches se mantenían muy cerca del suelo, con el estilo aparentemente jugando un papel secundario y donde se priorizaba la mecánica. También buscamos referentes en el ejemplo más reciente, el MC12: un automóvil desarrollado para la competición y luego modificado para la calle», explica Giovanni Ribotta, diseñador jefe de su carrocería.

Del MC20 se puede decir que está plenamente proporcionado. Mide 4,669 metros de largo por 1,965 m de ancho, 1,221 m de alto con una batalla de 2,7 m para este cupé biplaza. Sus líneas son elegantes, puras, no solo en busca de la mejor estética, sino para encontrar el mayor rendimiento aerodinámico posible. No hay elementos superfluos; de ahí la existencia de un deflector en la puerta que continúa la línea del paso de rueda para mantener el flujo de aire.

La parrilla frontal es el elemento de unión entre la carrocería y el chasis monocasco de fibra de carbono desarrollado por Dallara y Maserati. Es una simbiosis entre la estética, que sería la parte de arriba de la carrocería, y la ingeniería aerodinámica para que el flujo de aire que pasa por el suelo del vehículo lo haga más rápido tanto en recta como en su paso por curva. En el MC20 desaparecen las branquias típicas de los deportivos de Maserati en el spoiler delantero porque ahora el motor va situado en la parte central trasera, donde sí aparecen entradas de aire.

Maserati ha creado una gama de seis colores exclusiva para el MC20: Bianco Birdcage, Giallo Modena, Rosso Tipo 26, Blu Victory, Nero GT y Grigio Alfieri. Quizá la mayor licencia de diseño sean las puertas. Son de alas de mariposa: se abren hacia arriba al tiempo que, al subir, rotan hacia afuera. Mejoran el acceso al vehículo y muestran la rueda delantera completamente descubierta. Nos subimos y resultó muy fácil entrar y abandonar el coche. Desde el interior, ambas puertas se abren con un botón.

Al entrar, llama la atención el acabado mate de la fibra de carbono, típico en un coche de competición. Luego el volante, donde destacan el botón de arranque a la izquierda y el de launch control a la derecha. Detrás del mismo existe una pantalla digital de 10,25 pulgadas para la instrumentación. En el centro hay otra pantalla de otras 10,25 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento Maserati Touch Control Plus.

Los diseñadores han dotado al MC20 de un interior minimalista. Cuenta con los botones justos: dos para el manejo del cambio, un selector para los modos de conducción, los elevalunas y control de volumen del sistema de sonido. Y encontramos un hueco para la carga inalámbrica del móvil que lo permita. La sencillez no excluye la introducción de elementos de confort y de alta tecnología como el espejo retrovisor digital donde se proyectan las imágenes de una cámara de visión trasera.

¿Y el maletero? Pues contamos con 101 litros detrás, al que se añaden 47 litros en la parte delantera. El mencionado chasis del MC20, diseñado por Dallara y Maserati, se ha concebido para sus tres versiones: la de gasolina cupé, la cabrio y la eléctrica. He aquí una revolución en la marca del tridente. La otra, el motor que ya no es de origen Ferrari.

El Maserati MC20 incorpora un motor de seis cilindros a 90°, con doble turbo y 3,0 litros de cilindrada, y cuenta con un cárter seco (una solución clásica en los superdeportivos). El motor envía su fuerza al eje trasero y desarrolla 630 CV a 7.500 rpm y 730 Nm de par desde 3.000 rpm. La caja de cambios es automática de ocho velocidades.

Gracias al uso de la fibra de carbono y al diseño de un motor más compacto y ligero, da un peso en báscula de 1.500 kilos, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos. El 0 a 200 km/h lo hace en 8,8 segundos.

Para sacarle rendimiento en cada momento incorpora cuatro modos de conducción: Wet, GT, Sport, y Corsa, cada uno identificado con su propio color: verde para el Wet, azul para el GT, rojo para el Sport y amarillo para el Corsa. A través del selector situado en el túnel central de fibra de carbono se eligen los modos teniendo en cuenta que el coche arranca siempre por defecto en el modo GT. Más allá del modo Corsa, para los más expertos existe el Esc Off, similar al modo Corsa pero con los controles de tracción y estabilidad anulados. Un botón en el centro del selector permite ajustar la suspensión adaptativa. En los modos Corsa y Sport se endurece automáticamente pero se puede elegir una menor dureza en dichos modos pulsando este control.

El sistema de suspensión del MC20 es de doble horquilla con amortiguadores activos. Maserati incluye como opcional un sistema para elevar el vehículo a menos de 40 km/h para no dejarnos el dinero en reparar los bajos a la hora de aparcar o de pasar por un badén. A través de un botón el tren delantero se eleva cinco centímetros. Si está activo y se superan los 40 km/h, se anula automáticamente.

En el interior, predomina el negro mate de la fibra de carbono, la instrumentación digital y la escasez de botones

El MC20 introduce una nueva generación del Maserati Intelligent Assistant (MIA) cuyo cerebro es un sistema operativo Android Automotive. El MIA engloba las funciones mostradas tanto en la instrumentación digital como en la pantalla central. Esta última ofrece una interface al estilo de nuestros móviles. Está conectado a través de la app Maserati Connect que permite saber dónde está el coche, alerta del paso por el concesionario para el mantenimiento o le pone en contacto con la asistencia en caso de robo del vehículo. La aplicación se puede incluir en el Amazon Alexa o el Google Assistant de su casa, de tal forma que se pueden programar viajes en el navegador. El sistema de sonido es Unbranded con seis altavoces. Si se quiere más, existe la opción de un Sonus Faber High Premium de 12 altavoces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here