Bugatti Centodieci entra en producción

0
582
bugatti

El Bugatti Centodieci es un hypercar de edición limitada –tan sólo diez unidades, todas vendidas– que rinde tributo al EB110 de 1991, el germen del renacimiento de la marca francesa. Se presentó en 2019, pero hubo que esperar hasta febrero de 2021 para que Bugatti ensamblara la primera unidad de pruebas y hasta 2022 para que entrase en producción. Su precio es de 8 millones de euros antes de impuestos.

El Bugatti Centodieci ha completado 50.000 kilómetros de pruebas antes de entrar en producción. La firma pretende entregar cada una de las diez unidades previstas a sus dueños antes de que finalice el año. Uno de ellos es Cristiano Ronaldo.

Desde su presentación en 2019, los ingenieros de Bugatti han trabajado en la ingeniería del hypercar para convertir en realidad las cifras y características anunciadas en su momento. Tardaron un año en ensamblar el primer prototipo, que desde finales de 2020 comenzó su programa de pruebas.

La base del Bugatti Centodieci es el Bugatti Chiron. Otros modelos creados siguiendo el mismo principio son el Bugatti Divo y el Bugatti La Voiture Noire.

BUGATTI CENTODIECI: EXTERIOR

El Bugatti Centodieci nace de añadir un nuevo kit de carrocería sobre la base del Chiron. Por ejemplo, en el frontal se aprecia una parrilla con la tradicional forma de herradura pero mucho más pequeña que en el modelo base, mientras que los laterales muestran unas tomas de aire dotadas de un divisor en el mismo color blanco que el resto de la carrocería. Las ópticas, con tecnología led al menos para la iluminación diurna, son muy delgadas y de nueva creación.

El jefe de diseño de Bugatti explica así las decisiones que tomó respecto al Centodieci: “El reto era no permitirse quedar demasiado cautivado por el diseño del coche histórico y trabajar sólo en retrospectiva, sino crear una interpretación moderna de la forma y la tecnología de aquellos tiempos”. En este sentido, ha buscado mayor deportividad que en el Bugatti Divo, lanzado en agosto de 2018.

En el lateral del Bugatti Centodieci destacan unas llantas de siete radios dobles y nuevo diseño a través de las cuales asoman unas pinzas de freno en color rojo. Su medida la desconocemos de momento, aunque están claramente por encima de las 20 pulgadas. Cambian también los faldones laterales, aunque lo más llamativo de la vista de perfil es la solución adoptada en la zona que correspondería a las ventanillas traseras, que en este caso sólo cuenta con cinco orificios ubicados con forma de diamante –así los describe la marca– para facilitar la refrigeración del motor de 16 cilindros. Este esquema ya estaba presente en las últimas unidades del EB110, y Bugatti renuncia así a la típica forma en C del pilar central del Chiron.

En la zaga es más difícil encontrar las similitudes con el EB110. En lugar de la sencilla zaga de aquél, se ha optado por una configuración más abierta para mejorar el flujo de aire y controlar la temperatura de la mecánica. Destaca también un gran difusor de aire con cuatro salidas de escape integradas. Éstas están distribuidas dos a cada lado, y se encuentran una encima de la otra en cada caso. También se ha instalado un alerón fijo de generosas dimensiones, que sí emparenta con su antecesor, al igual que la cobertura del motor en plástico transparente. Por último, en la placa de la matrícula aparece la inscripción ‘Centodieci‘, en un fondo negro que contrasta con la pintura blanca utilizada para este coche precisamente para hacer hincapié en las diferencias con el Bugatti La Voiture Noire presentado hace unos meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí