BMW pagó $20.000 millones de euros por baterías para eléctricos

0
31
bmw

La casa alemana está convencida del crecimiento del segmento y quiere evitar problemas de suministro.

Por Edward Garcia

La sostenibilidad y la protección del medio ambiente es, cada vez más, la prioridad para los jugadores de la industria automotriz, que comienzan a propender por la producción de vehículos eléctricos como principal caballo de batalla.

Dicho interés, que es más una necesidad tanto ambiental como económica y hasta reputacional, está obligando a los fabricantes a pensar en partes que, si bien siempre han estado en sus productos, solían tener un lugar menos preponderante dentro de ese todo que hace un auto sea verdaderamente un auto.

Es el caso de las baterías, que pasaron de ser el alimento de los pocos o muchos sistemas eléctricos dependiendo del modelo a, prácticamente, el corazón del vehículo y el que determina qué tan libre es. De ahí que algunos como BMW estén incrementando la inversión y capacidades de producción que se dedican a esto. 

Según trascendió en las últimas horas, la casa alemana cerró su más reciente contrato por 20.000 millones de euros, equivalentes a $90.5 billones colombianos, dedicados exclusivamente a la compra de baterías. Para  contrastar, la cifra del acuerdo anterior a este era de 12.000 millones de euros.

No es poca cosa si se tiene en cuenta que, según le explicó el CEO de la marca a Bloomberg, Oliver Zipse, dichas adquisiciones están destinadas a equipar modelos como el i4 o el iX3, lo que indica que los alemanes están, efectivamente, incrementando su producción de vehículos eléctricos con el avance de los años. 

Según le explicó el ejecutivo a ese medio, lo que está sucediendo es que la marca está “siguiendo el mercado”. Lo que es más, aseguró que “la primera mitad de este año nos mostró que estamos creciendo y ganando participación en el mercado. Estamos justo en plena electrificación”.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

El jefe mayor de BMW comentó, en el mismo intercambio, que el objetivo es cambiar a una nueva generación de baterías, seguramente más eficientes, para el próximo año y que los principales proveedores de las mismas se mantienen en Asia. 

Se habla entonces de CATL y EVE Energy Co, ambas de origen chino, de Samsung SDI Co., claramente surcoreana y en menor medida de la sueca Northvolt. Todas, comprometidas con la marca, que quiere ahorrarse con el suministro de baterías, dolores de cabeza como el que está atravesando con los microprocesadores. 

Lo anterior, entendiendo que la marca vendió 44.500 modelos eléctricos el año pasado y que proyecta comercializar 71.300 en 2021. Según esas mismas predicciones, la cifra escalaría hasta 467.000 para 2025 y a 1.200.000 para el 2030.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here