Wolff y Marko discrepan sobre las concesiones a los nuevos motoristas

0
271
f1

Los actuales motoristas de la Fórmula 1 aceptaron ciertas concesiones para atraer a Audi y Porsche cuando entre en vigor la normativa de 2025, como por ejemplo la eliminación del MGU-H.

Pero, tras la bienvenida inicial, ya han surgido los primeros avisos por boca tanto de Helmut Marko en el caso de Red Bull como de Toto Wolff en el de Mercedes. Bienvenidos sí, pero con reglas: respetando el techo presupuestario de los motores –aún no definido, pero en elaboración– y con una limitación de horas en el banco de pruebas.

«Si llega otro constructor, seguro que querrá en un primer momento un tiempo ilimitado de test en bancos de prueba. Pensamos que esta no es una buena idea», ha dicho Helmuth Marko.

En tiempos pasados, Toyota probó su motor de Fórmula 1 instalado en un chasis de Le Mans. Honda llegó a probarlos en un monoplaza propio. Pero todo esto no les garantizó el éxito.

Pero mientras Marko es tajante, Wolff es más tolerante. Las posiciones de sus equipos son muy distintas, sobre todo cara al futuro, por más que ahora se estén jugando el título. Ninguno de ellos está dispuesto a ofrecer un cheque en blanco a los recién llegados, aunque Marko se niega a efectuar concesiones y Wolff estaría dispuesto a hacer algunas.

El hombre de Red Bull para la Fórmula 1 sabe que más concesiones podría suponer un hándicap para Red Bull Powertrains que pare entonces tendrá que diseñar su propia unidad térmica pero ciñéndose a las limitaciones en vigor y podría estar en desventaja.

De hecho, la advertencia de Marko puede ser una petición encubierta de disponer de las mismas ‘ventajas’ que los nuevos motoristas… o exigencia a que uno de los nuevos motoristas del Grupo Volkswagen se asocie a Red Bull… «Nuestra historia es un poco complicada. Tenemos la propiedad intelectual del motor Honda hasta el cambio de reglamento. Pero no podemos efectuar sobre esta base ningún desarrollo ulterior».

Toto, sin embargo, no es contrario a ofrecer ciertas libertadas a los nuevos, pero advierte que son un tanto diferentes y advierte de los riesgos que asume un recién llegado. «Ningún gran constructor quiere llegar a la F1 y comprobar que no es competitivo. Por eso debemos poner en marcha un sistema de compensación que atenúe estos importantes riesgos». Recuerda todos los problemas por los que ha pasado Honda y también Renault en esta era híbrida; sólo los primeros parecen haber conseguido finalmente un motor ganador.

Pero a la vez advierte que no va a ser ‘barra libre’. «Ningún equipo entra por vez primera en la Liga de Campeones y llega a la final para ganarla. Todos nosotros estamos aquí desde hace tiempo, hemos invertido mucho dinero y mucho trabajo antes de llegar a donde estamos. Recuerden los cinco primeros años de Mercedes y éramos equipo de fábrica. En el pasado, Toyota, Honda o BMW no comprendieron que hay que tener perseverancia y paciencia, no entendieron que se necesita tiempo. Precisamente el atractivo de este deporte es lo difícil que es ganar».

Para Wolff es imprescindible encontrar un cierto equilibrio entre nuevos y viejos motoristas de la Fórmula 1.

Todo ello indica que las negociaciones sobre las reglas de motores se unirá una segunda fase de negociación: lo que les esté permitido a los nuevos competidores.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here