Vettel cree que la F1 puede «desaparecer» si no se «adapta» a los problemas globales

0
228
f1

Sebastian Vettel ha dado un aviso dramático a la Fórmula 1: o cambia sustancialmente o en diez años desaparecerá.

El cuatro veces campeón del mundo de la categoría y que este año ha mostrado un activismo medioambiental importante, lo ha dicho en una entrevista a Tages-Anzeiger, diario de Zúrich. Las razones esgrimidas por Vettel son, ante todo, medioambientales.

Aunque la F1 ha lanzado una ‘ofensiva’ para el empleo –a partir de 2026– de carburantes sintéticos que sean carbón neutro en emisiones de carbono y, por tanto, no aumenten la huella de carbono a causa de las competiciones, Vettel piensa que quizás no será suficiente.

«Si la Fórmula 1 no se adapta a los desarrollos, a los desafíos y a los problemas globales corre el riesgo de verse superada e, incluso, a desaparecer en los próximos diez años, aunque el público y las audiencias estén en crecimiento», ha comentado Vettel en esta entrevista.

No son razones económicas –peligro neutralizado teóricamente con el techo presupuestario– las que pondrán en peligro la categoría, ni el alejamiento de la competición de su lugar de origen, Europa, sino las demandas sociales para preservar el medio ambiente.

«Actualmente estamos quemado combustibles fósiles. Por ello, estamos más expuestos que otros deportes a las exigencias medioambientales. Creo que todos –políticos, industrias, empresas y personas privada– tenemos una responsabilidad con respecto a la sociedad. Y la Fórmula 1 debe cambiar. ¡No hay otra!», ha asegurado Vettel.

Las principales marcas y grupos de la industria del automóvil han expresado estos días su intención de poner fin a la comercialización de coches accionados por motores térmicos en 2030. Y, aunque hay ciertos movimientos en favor de que se valore la utilización de hidrógeno como combustible de motor térmico o los carburantes sintéticos carbón neutro en emisiones de carbono, estos por el momento no figuran en la agenda de los legisladores europeos, que han puesto fecha de caducidad a los combustibles fósiles.

Si esto no cambia, es obvio que las marcas pueden perder buena parte de su interés –por no decir todo– por la F1. No tendría sentido correr con tecnologías prohibidas en el día a día.

Pero Vettel va más allá de todo eso. Las emisiones de los Grandes Premios propiamente dicho son residuales respecto a las del día a día del equipo –túnel de viento, superordenadores, energía para el funcionamiento de la factoría– y, sobre todo, con respecto a las debidas a los desplazamientos.

«Los intereses financieros no deberían ser nunca la prioridad absoluta a la hora de planificar los calendarios. No deberíamos volar de este a oeste y de norte a sur, sino desplazarnos a donde esté más cerca», es decir, la proximidad como remedio a minimizar el impacto de los desplazamientos. Y ello implica una gestión diferente a la actual para el Gran Circo.

También propugna la eliminación de plásticos en el paddock y en los equipos, un aspecto en el que se están haciendo algunos progresos.

Para Vettel, en la F1 ocurre algo similar a la máxima de ‘cambiarlo todo para que nada cambie’. Dicho de otra forma, se cambia la imagen pero no el fondo. «El tiempo pasa pero, paradójicamente, para la F1 parece haberse detenido. Tenemos un deporte que es rápido, progresivo, que es líder en tecnologías e innovaciones. Pero cuando se trata de ideas no podemos decir que seamos pioneros».

ACCIÓN DE CAMBIO

Vettel este año ha protagonizado algunas acciones –desde limpieza de las tribunas o visitas a empresas de reciclaje– en este sentido, que no han sido ni comprendidas ni publicitadas. Al respecto, el alemán ha justificado su cambio de posición “simplemente porque me he hecho mayor”.

“Pasa a todos. Cuando eres padre, tus puntos de vista y opiniones cambian. Personalmente soy curioso por naturaleza y abierto a escuchar otras opiniones. Los cambios están asociados muchas veces al temor de que algo positivo desaparezca, peor he comprobado que en el mundo de la F1 no siempre ve el cambio como una oportunidad de futuro”.

Cuanto menos, lo que dice Vettel merece una profunda reflexión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here