‘Schumacher’ llega a Netflix: lo que verás y no verás en el documental

0
31
f1

El documental ‘Schumacher’ llega mañana a Netflix. 112 minutos de viaje a lo largo de la trayectoria del piloto que hizo historia en la Fórmula 1. Pinceladas de la mentalidad de un campeón y una mirada a cómo era Michael más allá de lo que veíamos cada domingo.

LO QUE VERÁS

‘Schumacher’ es un biopic. Desde su debut en la Fórmula 1, cuando aún disfrutaba del anonimato, hasta que se convirtió en un fenómeno de masas. 

La película se centra sobre todo en los esfuerzos de Michael por cambiar la suerte de Ferrari y convertirse en el primer piloto en ganar el título con ellos desde 1979. Tanto que el famoso Gran Premio de Japón del año 2000, en el que consiguió su primer campeonato con la Scuderia, llega a sólo 20 minutos del final de la cinta.

Ayrton Senna también es una parte importante del filme. La trayectoria de Michael la vamos conociendo a través de los grandes rivales a los que se debe enfrentar cada año. Cuando Schumacher llega al Gran Circo, la estrella era Senna.

Es fascinante cómo, de un año para otro, Michael pasa de tener pósters de Ayrton en su habitación a que su ídolo le lea la cartilla cuando se lo lleva por delante en Francia 1992. El nuevo que llega para desestabilizar el orden, un patrón que sigue vigente en la F1 actual.

Uno de los aspectos por los que ‘Schumacher’ vale la pena es por las pequeñas entrevistas inéditas al Michael de la época que incluye. Especialmente interesante es en la que habla de Imola 1994 con incredulidad y comparte la desinformación que había, cómo tuvieron que seguir corriendo sin conocer el estado de Senna y el silencio sepulcral que había en una ceremonia de podio que nunca debió tener lugar.

Michael se ‘mete en nuestro salón’ y habla por primera vez de cómo el miedo le invade y le anula.   

«De repente ves las cosas con otros ojos. Di una vuelta por Silverstone con un coche normal y pensaba ‘En este punto podría morir, en este otro también’. Es increíble, conozco el circuito, siempre he corrido aquí, pero hay muchos puntos en los que puedes tener un accidente y puedes morir. No pensaba en otra cosa», cuenta un joven Michael, al que el accidente del número 1 por aquel entonces le pilló por sorpresa, como a todos, y le sacudió por completo.

«No estaba seguro de si sería capaz de pilotar sin estar pensando todo el rato en que podría morir, que podía salirme de la pista… Era una sensación muy extraña. Me despierto por las noches y apenas duermo tres horas», añadió.

Su relato en primera persona de su accidente en Silverstone en 1999, cuando se rompió las piernas, también es otro de esos ‘insights’ que dan valor a la cinta.

Además, no faltan deliciosas imágenes onboard de las batallas y los grandes momentos de Schumi con aquellos tiros de cámara que el espectador echa tanto de menos hoy.

‘Schumacher’ cuenta las historias que ya nos sabemos, pero también incluye detalles nuevos e interesantes. Especialmente rico es el flashback a los años de karting de Michael, en los que se explica la cruda situación económica de la familia, que le hacía tener que rescatar neumáticos de la basura para correr y, entre otras cosas, inscribirse como piloto de Luxemburgo en lugar de Alemania para ahorrar dinero.

Mientras que la primera parte del documental son las batallas de Schumacher contra un rival en particular, en la parte de Ferrari el auténtico enemigo es el coche. Aquí vemos el verdadero hartazgo y derrumbe de Michael por la situación, cómo se sintió atacado por la prensa tras golpear a Villeneuve en Jerez 1997 y cómo pasó de negar lo que había hecho a tener que admitirlo.

El invierno de 1997 transforma a Michael, que se vuelca totalmente para hacer del Ferrari un coche ganador. Reuniones interminables que conocemos a través del relato de Corinna, que le espera siempre fiel al otro lado. 

LO QUE NO VERÁS

‘Schumacher’ nos deja la sensación de que se corta en lo mejor. Más del 75% de la película dedicado a la primera mitad de la trayectoria de Michael y los cinco títulos que de verdad le hicieron grande apenas contados en cinco minutos.

A pesar de que la idea era relatar su trayectoria sin adornos, es inevitable darse cuenta de que algunos de los momentos más polémicos de su trayectoria se pasan por alto. Sí, se habla de Jerez 1997, de Australia 1994, pero llama poderosamente la atención que falten controversias como la del aparcamiento de La Rascasse de Mónaco 2006.

Mientras se cuenta su historia a través de su lucha con diferentes pilotos que marcaron una época, la película nos impide disfrutar de una de las mejores batallas para el público español. La que tuvo con Fernando Alonso en sus últimos años de carrera. Al asturiano sólo lo vemos unos segundos en el podio del GP de Hungría de 2004, lo que sigue en la línea de todo el documental: no incluir las partes en las que Michael no terminaba siendo el ganador.

La primera retirada de Michael de la F1 llega atropellada, a nuestros ojos, a sólo 15 minutos del final. Una narrativa que quizás desanima al espectador que decide ver la cinta para conocer el estado de Michael tras su accidente. No, aquí no lo verán. Desde el principio se insiste en preservar la intimidad del piloto. «Protegemos a Michael igual que él hizo con nosotros», explica Corinna.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

A pesar de esto, los diez últimos minutos tienen todo el valor. Aunque contenidos, son el único retrato que tenemos de la nueva vida de los Schumacher tras un accidente que les cambió el mundo para siempre.

Se hace difícil escuchar a Corinna preguntarse ese «¿Por qué a nosotros?» tan característico del duelo, después de toda una vida sin imaginar que a Michael le podía pasar algo malo.

«En Méribel, un poco antes del accidente, Michael me dijo ‘la nieve no está en buenas condiciones. Podíamos volar a Dubái a hacer paracaidismo'», comparte Corinna.

También es muy crudo el testimonio de Mick. El alemán sigue ahora los pasos de su padre sin la posibilidad de poder compartir esta etapa como le gustaría con él.

‘Schumacher’ es un retrato de uno de los más grandes de la historia de la Fórmula 1 a través de entrevistas y de una gran cantidad de material de archivos familiares privados hasta ahora.

Al contrario que otras producciones de Netflix, como ‘Drive to Survive‘, la narrativa no da la sensación de estar guionizada. Y es que a pesar de que en esta ocasión el protagonista no pueda contar su propia historia, sí que parece que es el propio Michael el que nos relata todo.

No obstante, aunque echemos en falta algunos de esos momentos más polémicos, el documental presenta al Michael más sensible, que quizás parte de la afición no conozca, y tampoco oculta la parte más desesperada del heptacampeón, que salía a relucir cuando las cosas no iban tan bien. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here