Sainz, Peterhansel y Ekström pilotarán el primer auto híbrido en la historia del Dakar

0
201
dakar

Ya es oficial. Como adelantó MARCA en diciembre, Carlos SainzStéphane Peterhansel y Mattias Ekström formarán equipo defendiendo los colores de Audi en el Dakar 2022. Un nuevo reto, y mayúsculo, para el triple ganador de la prueba y su copiloto, Lucas Cruz.

El nuevo desafío de Carlos Sainz, a sus 59 años, será hacer competitivo en un plazo breve de tiempo un coche completamente diferente a lo que ha pilotado hasta ahora… y con una tecnología que no se ha enfrentado a los rigores del rally más duro del mundo. La marca de los aros tendrá que desarrollar en tiempo casi récord un prototipo híbrido que pueda, primero, completar el Dakar y, después, hacerlo de forma competitiva.

Sainz y Cruz se unen así a su cuarto equipo oficial, después de pilotar juntos (y ganar una edición del Dakar con cada uno) para VolkswagenPeugeot y Mini. Junto a los españoles, el 14 veces campeón del Dakar, Stéphane Peterhansel y su nuevo copiloto, Edouard Boulanger, y el ‘rookie’ Mattias Ekström, que da el salto a los coches después de disputar el Dakar 2021 a bordo de un vehículo ligero.

«Ya desde que era niño mi sueño era convertirme en piloto de rallies. Mi pasión no ha cambiado. Incluso con 59 años, sigo teniendo hambre de triunfos; de lo contrarío no habría aceptado este nuevo reto», explica un Sainz que tendrá por delante el desafío que siempre más disfruta: el de crear desde cero un coche competitivo.

«Los ingenieros tienen mucha más libertad aquí que en otras carreras. Confío plenamente en ellos e intentaré contribuir con mi experiencia a desarrollar un coche rápido y exitoso», explicó el bicampeón del mundo de rallies, que sabe que no será un trabajo fácil. «El Dakar es el reto definitivo para un tren motriz eléctrico. Es un proyecto fantástico y extremo, y estoy impaciente por probar el coche por primera vez».

Lucas Cruz, el inseparable copiloto dakariano del español, también será parte importante en la nueva aventura de Sainz. «Es importante y positivo para nuestro deporte dar un paso así y apostar por nuevas energías en la prueba automovilística más dura del mundo», explica en relación a la decisión de introducir la tecnología híbrida en esta carrera.

El nuevo coche de Sainz y Cruz será un 4×4 con un tren de rodaje mixto compuesto por un motor de gasolina (procedente del DTM) que se encargará de generar electricidad para las baterías. Pero los encargados de propulsar el coche serán dos motores eléctricos (procedentes de la Fórmula E) más un tercero que ejercerá como generador para sistemas auxiliares.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here