Nasser Al Attiyah, ganador del Rally Dakar 2022

0
266
dakar

El piloto de Toyota Nasser Al-Attiyah de Qatar celebra su victoria tras ganar el Rally Dakar 2022, al final de la última etapa entre Bisha y Jeddah en Arabia Saudita, el 14 de enero de 2022.

ereno, cordial y alegre durante los momentos de descanso, se transforma en un feroz guerrero cuando maneja por los caminos que traza el recorrido del Rally Dakar. Como si dos personalidades lo habitaran, como si convivieran un Dr. Jekyll y un Mr. Hyde, Nasser Al Attiyah se desplaza entre mundos opuestos en el desierto saudita, como antes lo hizo en las diversas geografías sudamericanas, a las que siempre distingue con buenos recuerdos. El príncipe qatarí ganó su cuarto Touareg, el segundo bajo la órbita del gigante mundial Toyota Gazoo Racing; antes festejó con VW y con Mini y participó para BMW y Hummer.

En su 17ma participación en la carrera más exigente del planeta demostró que no era descuidado el favoritismo que lo envolvía, después de los siete éxitos que logró en 2021 en las pruebas de preparación. Pero redescubrirse vencedor en el podio de Jeddah era el único objetivo que podía saciarlo: “Después de ser dos veces segundo, el único buen puesto solo puede ser el primero”, comentó, con la sonrisa dibujada, junto con su navegante andorrano Matthieu Baumel, que lo acompaña desde 2015.

El recorrido enseñó que la polémica del primer especial prácticamente definió la carrera. Al Attiyah fue el único de los pilotos que no se perdió en el día crítico de navegación y desde entonces controló la diferencia sobre los grandes rivales históricos, como el español Carlos Sainz, el francés Stéphane Peterhansel –ambos miembros del Team Audi Sport- y Sebastien Loeb (Bahrain Raid Xtreme). Algunos se dejaron más de dos horas en los relojes, mientras buscaban la pista y las quejas no se hicieron esperar, al extremo que hubo sospechas de que la tripulación de la Toyota Hilux N°201 tenían información extra en el roadbook“Es gracioso que solo un auto haya encontrado el camino correcto”, se quejó Sven Quandt, responsable de la estructura X-Raid, que le brindó soporte a Audi. “¿Cuánta gente se perdió ahí? O somos muy tontos todos o… En fin, son muchos Dakar y estoy muy decepcionado”, atacó Sainz.

Durante la aventura, Al Attiyah también descubrió algunos sinsabores y también tuvo la suerte que en los dos años anteriores le resultó esquiva y que necesitan los elegidos para ganar la competencia. Finalizada la segunda etapa, los responsables de Toyota Gazoo Racing comunicaron que la caja negra de la FIA, que registra los datos de rendimiento de cada auto y es suministrada por Magnetti Marelli, estaba desconectada, debido a un error de los mecánicos, quienes no activaron el mecanismo a la batería. El descuido impidió registrar si la potencia del turbo excedió los valores reglamentarios, por lo que se le aplicó una multa de 5000 euros y una descalificación en suspenso, en el caso de que se repitiera el error. En la etapa 8 fue penalizado con dos minutos porque no llevaba abrochados los cinturones de seguridad ni el sistema HANS durante un 1m45s., tras reanudar la marcha, luego de cambiar un neumático pinchado. Las pinchaduras fueron un calvario para el qatarí en 2020 y 2021 y aunque este año no sufrió contratiempos con las gomas, la rotura de un palier estuvo a punto de derrumbar el sueño de victoria.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here