La FIA concluye la investigación del accidente de Grosjean: 67G a 241 kilómetros hora

0
290
f1

La FIA ha desvelado los detalles de la investigación llevada a cabo por el accidente de Romain Grosjean en el pasado GP de Baréin de 2020. La investigación concluye que el piloto francés perdió el control de su coche a 241 kilómetros hora y el impacto que partió el Haas en dos fue de 67G.  

En uno de los accidentes más espectaculares de los últimos años, Romain Grosjean salió prácticamente ileso de la bola de fuego en la que se convirtió su Haas en un impacto en la salida del GP de Baréin, la última prueba disputada por el galo en Fórmula 1, en 2020.

Cuatro meses después, la FIA ha finalizado su investigación del accidente y han descubierto que en el momento en el que Grosjean impacta con Daniil Kvyat en la salida de la curva 3, rodaba a 241 kilómetros hora y el posterior impacto contra el muro, en un ángulo de 29 grados, fue de 67G.

En el momento del impacto, Grosjean iba a 192 kilómetros hora y el impacto forzó una deformación de la barrera protectora de Sakhir que terminó cediendo en ‘favor’ del halo de Grosjean y a la postre significó que el coche se parta en dos.

Ese fue el instante en el que se rompió el tanque de combustible, liberando gasolina y finalmente resultando en un increíble incendio del que Grosjean pudo salir por su propio pie gracias a los elementos de seguridad impartidos por la Federación.  

La bandera roja tardó en aparecer apenas 5,5 segundos tras el impacto. El coche médico tardó en llegar sólo 11 segundos, de la mano del habitual piloto Alan van der Merwe. Finalmente, Grosjean pudo salir de su coche a los 27 segundos del accidente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here