La F1 va en dirección equivocada con los coches, destaca Newey

0
767
f1

Adrian Newey cree que la Fórmula 1 está yendo «en dirección contraria» en relación al peso, cada vez mayor, de los coches y cree que la nueva generación de monoplazas es un ejemplo de ello.

Adrian Newey admite que se ha dado un paso adelante en cuanto a facilitar los adelantamientos, pero avisa de que cualquier cambio normativo hace que los equipos se alejen unos de los otros al principio, lo contrario de lo que buscaba la Fórmula 1 con esta nueva era.

«Creo que el principio de ayudar a los coches a adelantar reduciendo la sensibilidad del coche de delante está bien. Creo que ayuda a poder adelantar un poco mejor. No creo que sea un cambio significativo, pero ayudará un poco», ha destacado Newey en declaraciones a la revista alemana Motorsport Magazin.

«Si haces un cambio de reglas tan significativo, que inevitablemente traerá muchos más cambios, entonces probablemente llevará a la parrilla a separarse aún más en las primeras temporadas», ha indicado Newey.

Pero, sobre todo, el ingeniero critica el rumbo de la Fórmula 1 respecto al peso y el hecho de que los coches sean cada vez más pesados.

«En sólo unos años, el límite de peso ha aumentado de un bajo lastre de 600 kilos y 30-40 kilos a bordo a coches con 800 kilos y más y todos estamos trabajando como locos para alcanzar el peso mínimo que se requiere actualmente. En resumen, los coches se han vuelto más grandes y pesados y aerodinámicamente no son particularmente eficientes porque tienen una alta resistencia al aire», ha indicado.

«Obviamente, esta dirección equivocada es la misma en la que la industria del automóvil en general se ha desarrollado recientemente: coches cada vez más grandes y pesados y la obsesión de las personas con si conducen coches con batería o con gasolina. El mayor problema es la cantidad de energía necesaria para mover la maldita cosa, independientemente de dónde provenga esa energía», ha criticado Newey.

«El peso bajo y la eficiencia aerodinámica son las dos características más importantes», ha destacado.

«Algunos de los aspectos de seguridad se están convirtiendo naturalmente en un problema que se refuerza a sí mismo. Cuanto más pesado sea el coche, más fuerte tiene que ser. En mi opinión, necesitamos coches más pequeños, más ligeros y más eficientes energéticamente», ha resumido Newey para terminar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí