Ferrari ya eligió su motor para 2022-2024

0
256
f1

Carlos Sainz y Charles Leclerc ya saben cómo será el motor de su Ferrari en 2022. Al menos cómo es la base de partida y lo que los técnicos esperan de él.

Como se sabe, Mattia Binotto ha exigido a su departamento de motores un propulsor para 2002 que sea referencia en la categoría. Dado que los motores quedarán ‘congelados’ a principio de 2022 y no podrán sufrir desarrollos ni evoluciones durante tres años, no hay derecho a equivocarse. Del acierto o el error de la elección dependerá buena parte de la suerte de las tres próximas temporadas.

En Ferrari han trabajado así en dos solucionesUna propuesta extrema, que llamaban ‘Superfast’, a cargo del técnico alemán Wolf Zimmerman, exempleado de Mercedes AMG High Performance Powertrains y responsable actual de proyectos avanzados de Maranello, con soluciones extremas. Y una versión más conservadora, basada en el propulsor actual, cuando se comprobó que algunas soluciones del ‘Superfast’ eran tan extremas que podrían exigir un largo periodo de desarrollo.

Según ha explicado Franco Nugnes, uno de los periodistas que conocen a fondo los entresijos de la Scuderia, Mattia Binotto habría ya dado la aprobación a la elección del ‘Supersfast’, pero en una variante que prescinde de algunas de las soluciones más extremas y más difíciles de hacer funcionar de forma correcta en la práctica.

La elección no podía demorarse más. Enrico Cardile, el diseñador jefe, debe comenzar a desarrollar de forma urgente chasis y aerodinámica del próximo año y para ello necesitaba conocer las características claves de ese motor: peso, centro de gravedad, altura, volumen ocupado, posición de los elementos auxiliares y sobre todo exigencias de refrigeración. Son datos que condicionan no sólo el diseño del chasis, sino también la aerodinámica.

Lo poco que se sabe del motor nuevo es que el turbo y el compresor siguen la técnica adoptada por Mercedes, pero con una disposición que colocaría el turbo en el interior de la cúpula de admisión para que el propulsor sea lo más bajo y compacto posible. Nugnes apunta que, además, las conductos de admisión se han estudiado para crear una buena turbulencia en los cilindros que acelere la combustión de la gasolina.

La decisión ya se ha tomado y ahora hay que trabajar para optimizar los elementos y que todo funcione. Ferrari tiene mucha fe que este proyecto le devuelva a la senda de las victorias en 2022 o al menos en 2023.

Ya se ha tomado la decisión de la base de trabajo del propulsor. Durante los seis próximos meses queda un trabajó ímprobo: afinar la base y sacarle el mayor rendimiento posible en términos de potencia, entrega de la misma, fiabilidad y consumo. Y hay que correr porque Mercedes y Red Bull/Honda ya hicieron su elección hace tiempo: el mismo propulsor que usan este año, con algunas evoluciones. Renault, por su parte, dispondrá de motor nuevo, pero ellos ya eligieron sus características clave hace unos meses.

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here