Ferrari y Renault pueden aceptar la congelación de motores

0
16
ferrari

La posibilidad de que Red Bull –y AlphaTauri– sigan con el motor Honda en 2022 y siguientes parece que ha ganado enteros. Renault y Ferrari, que a priori se negaban en redondo a la posibilidad de que se congelara la evolución de los motores a partir de 2022, se han mostrado receptivas a la negociación del tema.

Como se sabe, Honda abandonará la Fórmula 1 al terminar la temporada 2021. Pero está dispuesta a traspasar sus motores –propiedad intelectual incluida– a Red Bull, que se encargaría de fabricarlos y mantenerlos; en la operación entraría asimismo el traspaso de la sede de motores de F1 que Honda tiene en Gran Bretaña.

Para Red Bull, ésta es la opción que más le gusta. No quiere ser cliente de un motorista, sino como mínimo socio privilegiado, cosa que no es posible con Mercedes, Renault o Ferrari. Pero si los austriacos creen que pueden afrontar el costo de fabricación y mantenimiento, no podrían asumir el costo de desarrollo y evolución. De ahí la exigencia de congelación, que Mercedes no ve con malos ojos sino lo contrario.

Ferrari ya señaló que la congelación de motores podría ser inevitable, pero a partir de 2023. Renault, lo mismo. Pero la FIA quiere que los motores usen combustible bio a partir de 2023 –al menos E85– y ello obliga a evolucionar los motores.

Ahora, Ferrari y Renault reconsideran su postura. Han rebajado la exigencia: congelar los motores a principios de 2022. Esto daría a los motoristas unos meses más para ultimar la adecuación de los motores de cara a usar combustible E10.

«Las conversaciones siguen, pero van en la buena dirección. No podemos utilizar una tecnología tan compleja sin una congelación de desarrollo. Es impensable poner en marcha un centro tecnológico como el de Honda en Sakura», ha señalado Marko en declaraciones a la publicación alemana Auto Motor und Sport.

Lo que Ferrari y Renault exigen es tener unos meses más de tiempo para acabar de poner a punto los motores para usar E10 y las reglas se mantendrían para adelantar la entrada de motores nuevos en 2025 en lugar de 2026.

El dinero ahorrado en desarrollo de los motores actuales puede destinarse al diseño de las unidades de motor nuevas. Éstas deberían ser ‘carbon neutral’, con combustibles sintéticos, pero con un formato de motor mucho más simple.

Para Red Bull sería bueno que este motor estuviera operativo en 2023, pero parece que este tiempo es muy breve para los motoristas, de ahí que no quieran oír una fecha más cercana que 2025.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here