Enfática victoria de Porsche en las 6 Horas de Spa

0
26
porsche
Porsche 911 RSR, Porsche GT Team (#92), Kevin Estre (F), Neel Jani (CH)

Stuttgart. Porsche ganó la primera carrera del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA (WEC), en Spa-Francorchamps. Los pilotos oficiales Kévin Estre (Francia) y Neel Jani (Suiza) lograron la victoria en la reñida categoría GTE-Pro al volante del 911 RSR. Para Estre, que había brillado en la clasificación del viernes con una vuelta récord, esta es la segunda victoria consecutiva en la carrera de seis horas en Bélgica. Jani triunfó en su primera salida con el Porsche GT Team. El auto genemelo, conducido por sus compañeros Richard Lietz (Austria) y Gianmaria Bruni (Italia), cruzó la línea de meta en quinto lugar después de una carrera difícil.

En condiciones de sol y temperaturas en torno a los diez grados centígrados, Estre no dejó ninguna duda de su intención de conseguir otra victoria en Spa desde el principio. El ganador de la categoría GTE-Pro en las 24 Horas de Le Mans de 2018 se defendió de los ataques de sus rivales en la primera vuelta y procedió a alejarse de ellos y mantener el liderato. El francés aprovechó todo el potencial del Porsche 911 RSR y, después de dos vueltas, abrió una brecha de alrededor de 15 segundos. Ni siquiera una parada anticipada en boxes debido a un pinchazo pudo acabar con los planes Estre. En su primer turno al volante, Neel Jani, el ganador absoluto de las 24 horas de Le Mans en 2016, siguió con una actuación poderosa en su primera carrera en la categoría GTE-Pro y devolvió el auto a Estre todavía en primer lugar. El francés luego se llevó a casa una victoria con una ventaja de unos 35 segundos.

En el auto gemelo del equipo ganador, Bruni y Lietz tuvieron mala suerte. Primero, el auto No. 91 quedó atrapado en el tráfico pesado en la pista de siete kilómetros y cuatro metros, luego los pilotos perdieron más tiempo por un pinchazo. Una maniobra de un Hypercar aproximadamente a la mitad de la carrera provocó que la sección trasera del 911 RSR tuviera que ser reemplazada. En estas circunstancias, solo era posible el quinto lugar.

Alexander Stehlig, Jefe de Operaciones de Porsche para el WEC: “Comenzamos esta temporada como concluimos el año pasado, con una victoria. Fue una carrera intensa con varios pinchazos, la mayoría de ellos provocados por los escombros dejados en la pista. Es una pena que el auto número 91 haya sido golpeado por un Hypercar. El estallido de los neumáticos resultante finalmente dejó a la tripulación fuera de posibilidades por un lugar en el podio”.

Porsche GT Team (#92), Neel Jani (CH), Kevin Estre (F) (l-r)

“Difícilmente podemos desear un mejor comienzo de temporada. En la clasificación, el Porsche 911 RSR estableció un récord de vuelta, en la carrera, Kévin y Neel fueron inalcanzables. Infortunadamente, los compañeros de equipo en el auto número 91 tuvieron muchos contratiempos. Aún así, basándonos en sus tiempos de vuelta, vimos claramente cuánto potencial tiene nuestro auto”, dijo Pascal Zurlinden, Director de Porsche Motorsport. “Nuestros equipos de clientes tuvieron muy mala suerte en Spa hoy. Estoy seguro de que veremos un resultado significativamente mejor en la categoría GTE-Am en la próxima carrera en Portugal”.

Los equipos de clientes de Porsche tuvieron que hacer frente a muchos contratiempos durante la carrera de Bélgica. El Porsche 911 RSR No. 88 del equipo Dempsey-Proton Racing estuvo en la lucha por el podio durante largos tramos, pero recibió una penalización de drive-through cuando faltaban cinco minutos para ver la bandera a cuadros.

El héroe local Alessio Picariello, Andrew Haryanto de Indonesia y el alemán Marco Seefried concluyeron la carrera en el quinto lugar de su categoría. El auto gemelo No. 77 se retiró media hora antes del final por un fallo electrónico. Antes de esto, el piloto oficial Matt Campbell había dado un espectáculo impresionante: durante su primer turno al volante, el australiano se abrió paso desde el último lugar en la parrilla hasta la primera posición. Su compañero de equipo Jaxon Evans (Nueva Zelanda) y el propietario del equipo Christian Ried (Alemania) siguieron con vueltas constantes cuando se pusieron tras el volante del auto deportivo.

El equipo de GR Racing no pudo ni siquiera comenzar la carrera. En el prólogo del WEC, el británico Michael Wainwright dañó el vehículo en un accidente. El daño no pudo ser reparado a tiempo para el inicio de la carrera. El equipo de clientes Project 1 había retirado ambos 911 RSR de la carrera después de accidentes durante las pruebas de manejo y la sesión de clasificación. El equipo de Alemania volverá a la parrilla en la próxima carrera.

La segunda ronda del Campeonato Mundial de Resistencia será disputada el 13 de junio en el Autódromo Internacional do Algarve, en Portimão (Portugal).

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here