El enojo de Steiner con la FIA: «Ya no estamos en los años ’80»

0
193
f1

En Singapur, el pasado fin de semana, Kevin Magnussen recibió la bandera negra y naranja después de dañar un endplate delantero en un contacto temprano con Max Verstappen.

Se vio obligado a entrar en boxes para cambiar el morro, y la parada no programada dejó al danés fuera de la lucha por los puntos.

Este año, Magnussen ha tenido dos situaciones similares y costosas, en los Grandes Premios de Canadá y Hungría.

Después de la segunda ocasión, el equipo trató de demostrar a los miembros del departamento técnico de la FIA que un endplate suelto seguía reteniéndose y que, por lo tanto, no era un peligro, con la esperanza de que el mensaje llegara a los directores de carrera en caso de que hubiera otra situación similar.

Sin embargo, Steiner dice que parece no haber llegado, dado que en Singapur se vio una tercera bandera negra y naranja.

«Es frustrante porque era perfectamente seguro continuar», dijo cuando se le preguntó sobre el ejemplo de Singapur. «Fue una de esas cosas, y si es la primera vez, dices, no sabes».

«Pero en Hungría, tuvimos el mismo escenario. La rotura fue muy, muy similar a Hungría, y se lo mostramos a la FIA. En Hungría, tuvimos nuestro jefe de compuestos, y explicó lo que está sucediendo, lo que no puede suceder, y lo que puede suceder».

«Y creo que no aprendieron nada de ello, y de nuevo nos dieron la bandera negra y naranja. Ya es la tercera vez, y se está haciendo viejo».

«Ellos son el departamento técnico que luego tienen que informar al director de carrera de lo que es seguro y lo que no, si saben lo que están viendo. Obviamente, no lo saben».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here